lunes, 25 de noviembre de 2019

Trekking EBC: Día 3, Aclimatación: Visita a Khumde y Khumjung


Durante nuestro primer día de aclimatación de la ruta realizaremos una circular por un altiplano situado por encima de los 3.800 metros a los pies del monte Khumbila y por encima de Namche Bazaar para visitar los pueblos de Khumde y Khumjung.

Primer día de aclimatación de la ruta y el día amanece muy nublado y amenazando lluvia, pero hay que salir para realizar la jornada de aclimatación esté el tiempo como esté, que es clave para no tener problemas con el mal de altura el los próximos días.

El mal de altura no es un tema baladí, ya que nos puede provocar edema pulmonar, edema cerebral e incluso la muerte, por lo que se tienen que seguir unas normas básicas para intentar paliar los síntomas y preparar el cuerpo para que responda bien a la falta de oxígeno y la baja presión atmosférica.

Los síntomas que nos pueden indicar que estamos empezando a tener mal de altura suelen aparecer en este orden y son el dolor de cabeza, nauseas, cansancio extremo, vómitos, desorientación, perdida de coordinación, toser sangre, pero lo ideal es no pasar nunca del dolor de cabeza, si aparece alguno más o varios a la vez se tiene que descender inmediatamente, aunque no nos lo parezca en ese momento, nos estamos jugando la vida.

Las principales pautas a seguir son beber gran cantidad de líquidos, ya sea agua, bebidas isotónicas, tés o sopas, para intentar ingerir de 3 a 5 litros al día.

Otro de los puntos más importantes es intentar no dormir a más de 400-500 metros de altura que el día anterior, es igual que hayas ascendido 1.000 metros por encima si luego bajas a dormir a una altura no superior a la indicada, es más es conveniente ascender por encima de la altura a la que se dormirá y estar unas horas para ir acostumbrando al cuerpo en lo que se llama "subir alto, dormir bajo".

A parte de esto cada 1.000 metros de ganancia de altura es recomendable realizar una jornada de aclimatación en la que se sube muy por encima de la altura actual, se está una horas, ya sea paseando, leyendo, etc, para luego bajar a dormir a la misma altura, que es lo que realizaremos en el día de hoy.

Tras la brasa que os he dado con cuatro pinceladas sobre el mal de altura y la aclimatación, empezaremos ya con la ruta.

Nos dirigimos a la parte Oeste de Namche en busca de un sendero que empieza a ascender con bastante inclinación hasta llegar al cruce que nos llevaría hacia Thame, desvío que cogeríamos en caso de realizar el trekking de los tres pasos, pero ese no sería nuestro caso, ni el de hoy ni el de la ruta, por lo que cogemos el desvío hacia Khumde.

Bien temprano ya encontramos las tiendas listas para atender a los turistas

Mientras subimos vemos como Namche está construido en ribazos

Vamos saliendo ya del pueblo

A partir de aquí el sendero gana en inclinación como en vistas, pudiendo disfrutar de una panorámica completa del pueblo de Namche Bazaar, con todos sus bancales en las laderas de las montañas.

Aprovechan cualquier saliente para colocar banderas de oración

Desde las alturas se puede apreciar lo grande que es Namche Bazaar

Poco a poco el camino se va empinando más hasta un punto en el que podemos subir de forma más vertical o dar un rodeo, somo suponéis yo cogí el más vertical, que tras un rato nos deja en un pequeño santuario donde encontramos banderas de oración y una pequeña stupa.

Es impresionante el trabajo de la piedra de estas gentes en sus senderos

Al llegar al final del repecho nos encontramos con esta pequeña construcción religiosa

Y una pequeña "masía" con sus campos

Desde este punto el sendero se va poniendo muy resbaladizo a causa de las lluvias de los últimos días, por lo que toca ir con un poco de cuidado para no resbalar, además en un descansillo que encontramos aprovechamos para parar unos minutos a beber y a comer una barrita.

Incluso en los senderos apartados podemos encontrar piedras de oración talladas

En muchos puntos del camino hay bancos donde poder descansar

Así como papeleras de reciclaje, todas construidas en pequeñas casetas de piedra

Al rato pasamos por el pequeño poblado de Syangboche, donde la espesa niebla que ahora se nos ha echado encima nos nos deja ver un pequeño aeródromo que hay aquí y por el que cruzamos por unos de los extremos de su pista..

Llegamos a pequeño poblado de Syangboche

Seguimos en ascenso, ahora ya por un sendero mejor definido y donde la inclinación ha menguado mucho, transitando por un bonito bosque que nos deja en una curiosa stupa, con su conjunto religioso correspondiente.

El sendero poco a poco se va tornando más amable

Es una gozada ver estas tallas de piedra

En este punto encuentro a un grupo que está tomándose un descanso

La niebla y las banderas hacen que esta pequeña construcción tome un toque muy místico

Ahora volvemos a meternos en una zona boscosa donde una planta, que no se como se llama, recubre los árboles más bajos dándoles un aspecto fantasmagórico.

Este árbol entre la niebla bien podría formar parte de cualquier buena peli de terror

Poco a poco vamos avanzando hasta llegar a la puerta de entrada de Khumde, que tras cruzarla encontramos una bonita y grande stupa, además de un monasterio.

En muchos pueblos encontramos estas entradas para purificarnos

Para ello hay que girar las ruedas de oración mientras recitas un mantra 

Preciosa stupa

Este monasterio se ve muy bien conservado

En Khumde encontramos la escuela que fundó Edmund Hillary en 1961, así como un hospital que también lleva su nombre, muestra de la gran labor que realizó Hillary en todo el valle del Khumbu, del que quedó prendado, así como de sus gentes.

En Khumde se encuentra una de las primeras escuelas que fundó Hillary

En una de las laderas de las montañas que protegen Khumde encontramos un pequeño monasterio que según veo en el mapa está situado a 3.900, por lo que decido acercarme a él para verlo y para disfrutar de las vistas de Khumde.

Monasterio de Khumde

Tras la visita toca callejear un poco por Khumde para ir a buscar un bonito sendero que nos va acercando a Khumjung por encima de los campos de cultivo que se extienden por todo el altiplano.

Ahora toca avanzar por los caminos de acceso a los campos de cultivo

Tirando un poco de zoom podemos ver las stupas de Khmjung

En muchos caminos encontramos bonitos muros trabajados en piedra en seco

Que también utilizan para delimitar sus campos

El camino nos lleva hasta las cercanías de la gompa, conjunto arquitectónico que consta de una fortificación que protege un monasterio, de Khumjung, por lo que no dudamos en acercarnos a verla.

Monasterio de Khumjung

Enorme rueda de oración

Aprovechando un murete que hay justo delante de la gompa decido parar a comer algo e hidratarme bien mientras voy fijándome en todos los bonitos detalles que tiene el edificio.

Tras el descanso toca callejear por Khumjung para llegar a la plaza principal donde encontramos una stupa y el colegio de secundaria del pueblo.

Bonita doble stupa que preside la plaza central del pueblo

A punto estuve de subir a esta colina, pero había que aclimatar y no quería forzar el cuerpo

Continuamos caminando hacia las afueras del pueblo para ir en busca de un pequeño repecho por el que sale un sendero que vuelve a meternos en un bosque, siempre con una bonitas vistas sobre Khumjung.

Callejeando se puede contemplar el día a día de los locales

Aquí encontramos más gente que en el sendero del principio de la ruta

Poco a poco volvemos a ganar altura

En el camino nos encontramos algún que otro yak

Merece la pena caminar de forma tranquila y disfrutar de las vistas que vamos dejando atrás

Ahora el camino se ensancha y nos va acercando a uno de los puntos más famosos de la zona, el Hotel Everest View, situado a 3.880 metros, desde el que hay unas preciosas vistas del Everest, pero por desgracia la niebla que nos ha ido acompañando toda la ruta nos impide disfrutar de ellas, aunque eso no impide que pare a tomarme un té negro con miel que me hace entrar en calor.

Nos vamos adentrando en el bosque 

Que poco a poco se va cerrando

Y mostrándonos rincones tan bonitos como este

El famoso Hotel Everest View

No hay nada como un té calentito para recobrar fuerzas

Después del descanso toca volver a ponerse en marcha, siguiendo un precioso sendero que va colgado de una ladera con una caída muy vertical en algunos tramos.

Siguen apareciendo yaks

En este precioso sendero se mezclan turistas y porteadores

Me encanta caminar por este tipo de senderos, lástima de la niebla

Es muy curioso ver como en esta vertiente, mucho más expuesta al viento, no encontramos bosques, solo una vegetación de matorrales y prados, muy diferente a las zonas más protegidas, donde hay espectaculares bosques.

Precioso sendero colgado en la ladera

Aprovechando que no tengo ningún tipo de prisa voy parando para hacer fotos de las flores que me voy encontrando por el sendero.

Vamos encontrando preciosas flores en los márgenes del sendero

Algunas tan bonitas y curiosas como esta

El rocío de la niebla nos regala estampas como esta

También nos sorprenden preciosos ramilletes de flores

Tras llegar a un pequeño lodge el sendero colgado se termina y entramos en una zona de prados por los que bajaremos de forma muy directa hasta unos salientes que nos permiten ver Namche Bazaar de nuevo.
Aparece un lodge en mitad de la nada

Tras los bosques y los senderos colgados, de golpe una pradera que aparece en mitad de la nada

Ahora el sendero, con el empedrado algo roto, baja de forma muy directa hacia la parte alta de Namche.

El sendero de golpe nos aparece empedrado

Señal de que nos acercamos de nuevo a Namche Bazaar

No podía faltar un pequeño montículo de oración con sus banderas

Aun nos queda descender unos cuantos metros para llegar a nuestro destino

Ya en la parte alta de Namche Bazaar empezamos a callejear por varios empedrados mientras nos dirigimos a nuestro lodge donde daremos por finalizada la ruta de hoy.

Por fin me cruzo con mi primera caravana de yaks

Entrando por este sendero a Namche nos recibe esta bonita rueda de oración, que además nos regala estas vistas

Nada como un rico Sherpa Stew para recuperar fuerzas y entrar en calor

La ruta ha sido muy interesante, lástima del clima, que no ha permitido disfrutar de las vistas de las montañas, pero el poder haber visto tal cantidad de monasterios y la vida cotidiana de pueblos no tan masificados ha valido mucho la pena.

A continuación os hago un pequeño resumen de los números de la ruta:
  • Tipo de ruta: Lineal
  • Dificultad técnica: Fácil
  • Dificultad física: Fácil
  • Distancia: 10,39 Km
  • Altitud al inicio: 3.440 m
  • Altitud al final: 3.440 m
  • Ganancia de altura: 0 m
  • Punto más alto: 3.900 m
  • Punto más bajo: 3.440 m
  • Desnivel positivo: 645 m
  • Desnivel negativo: 645 m
  • Desnivel acumulado: 1.290 m
  • Cimas ascendidas: 0
  • Tiempo empleado: 4 horas 34 minutos
  • Tiempo en movimiento: 3 horas 19 minutos
  • Velocidad media: 2,31 Km/h
  • Ritmo: 25:59 min/Km

Os adjunto el track de Wikiloc de la ruta: Día 3: Aclimatación en Namche Bazaar

Saludos!!!

6 comentarios:

  1. Hola David.

    Como molan esos pueblos aprovechando esos ribazos en la laderas y colgados sobre el vacío. Esas fotos finales de Namche Bazaar desde arriba son muy guapas.

    Y esas sendas por la niebla entre yaks, stupas y aclimataciones. Veo que para el mal de altura, si te da, hay que descender y beber de 3 a 5 litros de líquido.
    Entonces, si te apretas 5 litracos de cerveza, seguro que se te pasa aunque tienen que llevarte entre varios de la cogorza que coges, jajaja

    Las sopillas esas tienen que estar buenas pero como llegue uno con mucha hambre....no sé yo.

    Salud y edemas lejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni,

      Fue ver esas vistas de Namche desde las alturas y no me pude estar de hacer fotos, lo que me ha costado escoger solo una... jejeje

      El tema del mal de altura hay que llevarlo muy en serio si uno después quiere poder llegar al final sin sustos.

      Ojalá puedra haber cambiado el agua por birra, pero el alcohol es mal compañero de la alcimatación, por lo que estuve los 16 días que duró mi aventura sin probar una birra..., no veas como entró la primera que me tomé cuando lo acabé... jajaja

      Pues no te creas, las sopas eran más contundentes de lo que pueda parecer, llevaban verdura, patata, arroz y pasta, eran muy densas y estaban riquísimas, además podías pedirte tantos platos como quisieras, mientras los pagaras no te ponían problemas en comer cuanto quieras... jajaja

      Salud y buenas aclimataciones.

      Eliminar
  2. Hola David.

    De brasa nada, como bien dices el mal de altura no es una cosa que haya que tomarse a la ligera, y hay que seguir unas pautas para prevenirlo o para actuar en caso de que nos afecte, y nunca está de más repetirlas. Veo que tu las seguiste a rajatabla para poder completar con éxito, y sin contratiempos, esta aventura. Bien hecho David!!

    Bonita ruta de aclimatación alrededor de Namche Bazar, coincido con Toni en lo estéticas que son esas vistas del pueblo cuando has cogido altura. Y luego la ruta tiene un poco de todo, bonitos senderos que nos descuben elementos religiosos mezclados con otros más rurales, con el encanto, y el toque irreal, y también fantasmagórico en ocasiones, que le otorga a todo la niebla.

    Mal de Altura...oye, no es mal nombre para ponérselo a una cerveza artesanal jejeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani,

      Como le he dicho a Toni, si quieres no tener sorpresas con la altura, es mejor seguir a rajatabla los consejos para aclimatar, que aunque no lo parezca, te estás jugando la vida.

      La ruta en si me gustó mucho, ya que el no poder disfrutar de unas buenas vistas se mitigó con esas estampas fantasmagóricas que otorga la niebla a cualquier ruta.

      Pues no es mala idea el nombre para una birra, si está la Delirium Tremens, porqué no una Mal de Altura, la cerveza montañera!!! jejeje

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola David,
    Expliques molt detalladament com evitar el mal d'alçada. Tu ho vas fer molt bé, es desmotra que cada cop tens més i més experiència en aquest tipo de trekkings.
    Quina pau donava trovar-te amb banderes d'oració per tot arreu igual que les entrades als pobles per purificar-te.
    Homeee, no podía faltar la carava de Yaks! Havies de viure això també!
    M'impressiona la gran quantitat de flors que et pots arribar a trovar a aquella alçada! Mare meva!
    Molts petons!
    Txell

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Txell,

      La de vegades que t'hauré explicat com intentar evitar els problemes del mal d'alçada... quina paciència que tens... jejeje
      La meva primera caravana de yaks, la veritat es que en tenia moltes ganes de veure'n una i va ser molt impresionant lo grans i tranquils que arriven a ser aquests animals.
      No se el perquè, però les flors d'alta muntanya acostumen a ser molt maques, i aquí no podia ser d'una altra manera.

      Molts petons!!!

      Eliminar