lunes, 10 de junio de 2019

Clásicos de la Serranía de Cuenca


En la Serranía de Cuenca encontramos rincones espectaculares y mágicos, pero en esta ocasión nos centraremos en aquellos que más se conocen fuera de la provincia, los que le han dado más renombre.

Se que me olvidaré muchos rincones, pero en un fin de semana tampoco da mucho tiempo de ir a visitar sitios, menos aún si por la mañana hemos subido la Mogorrita y el día siguiente lo dedicamos a visitar Cuenca ciudad, así que espero no molestar a nadie.

Tras finalizar nuestra ruta y aprovechando la cercanía, nos acercamos hasta el Nacimiento del Río Cuervo, unos de los enclaves más bonitos y espectaculares de Cuenca.

En dicho nacimiento la principal protagonista es el agua y las espectaculares cascadas que esta ha formado tras millones de años escarbando en la caliza un mágico entorno.

En esta ocasión, en lugar de explicaros el recorrido, ya que es una circular perfectamente marcada, os dejaré unas cuantas fotos para que podáis disfrutar tanto como lo hice yo, todo y que como siempre, las fotos no se acercan ni por asomo a la belleza del enclave.

Desde buen principio el lugar impresiona

Empiezan a aparecer las primeras cascadas

En las zonas de remansos observamos una agua cristalina

Esta impresionante cascada nos dejó preplejos

Los pequeños saltos de agua tampoco nos dejan indiferentes

Estas cascadas son un caramelito para cualquier fotógrafo

De nuevo nos deja impresionados la claridad del agua

Así como el sendero que han dibujado para visitarlo

La vegetación es exhuberante

Y por fin llegamos a la cueva donde nace propiamente el Río cuervo

Daban muchas ganas de meterse y darse un buen baño

Tras la visita al Nacimiento del Río Cuervo nos fuimos en busca de la ciudad encantada, no sin antes parar en Uña a comer, que ya era tarde y el hambre empezaba a apretar.

Ya con el estómago lleno nos fuimos a la entrada de la Ciudad Encantada, pagamos nuestra entrada y nos dispusimos a disfrutar de las formas que ha tomado la caliza en este espectacular entorno kárstico, donde los elementos han esculpido formas imposibles.

Tormo Alto

Los Barcos

Esta figura no estaba en la guía, por todos vimos una cara

El Perro no fue lo que más me llamó la atención, me quedé con las florecillas

El simple hecho de caminar por aquí ya merece las pena

Cara del hombre

Puente Romano

La Foca

El Tobogán

Aquí visto desde el otro extremo

Mar de Piedra, pare mentira que estuviéramos caminando por una de sus gritas hace nada

Cocodrilo

La Catedral

Las margaritas le roban el protagonismo a las rocas

Los Osos

Los amantes de Teruel

Precioso lagarto que se esperó a que le hiciéramos la foto

Una vez finalizada la visita aprovechamos que vi que había un mirador para acercarnos a él, se trata del mirador de Uña, que nos ofrece unas impresionantes vistas sobre Uña, su Laguna de Uña y el cauce del Río Júcar.

La pista que nos ha de llevar de camino es muy cómoda de transitar

Especatulares vistas al cauce que forma el Júcar

Laguna de Uña

No lo puedo evitar, me encanta fotografiar flores

Después de disfrutar de las vistas tocaba volver a coger el coche en busca del Ventano del Diablo, un espectacular puente de roca con tres arcos que nos ofrece unas vistas impresionantes de la Hoz del Río Júcar.

Hoz del Júcar

Ventano del Diablo

Espectacular refugio de pastores

No podía faltar una foto desde "dentro" del Ventano del Diablo

Tras esta última visita ya solo nos quedaba regresar a Arrancacepas para descansar del tute de todo el día y prepararnos para disfrutar de la visita a Cuenca del día siguiente.

Saludos!!!

8 comentarios:

  1. Hola David.

    Es lo que tiene visitar por primera vez un lugar, que siempre vamos a los sitios más conocidos, pero eso se arregla, yendo con más asiduidad, eso, o te dejas guiar por el amigo Toni, que es lo que hice yo el este otoño.

    Tres parajes sin duda muy conocidos, pero cada uno con su encanto, el nacimiento del río Cuervo, con sus cascadas y aguas cristalinas; la Ciudad Encantando con sus múltiples formas rocosas (no sabía yo que había que pagar por visitarla) y el Ventano del Diablo, que si no recuerdo mal, lo vi en una de las visitas que hizo Dani a Cuenca.

    En cuanto pueda le echo un vistazo a esa entrada a la Mogorrita.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo,

      Para mi no era mi primera vez en Cuenca ni mucho menos, pero si que es verdad que hacía muchos años que no iba, además Txell nunca había estado, y siempre es mejor empezar por las principales localizaciones, todo y que se nos quedaron en el tintero muchas para mi imprescindibles, pero bueno, teniendo casa allí seguro que no tardaremos en volver.

      La subida a la Mogorrita, todo y ser corta merece la pena, las vistas desde allí son impresionantes y la amplia cresta final le da un toque más aventurero.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  2. ¡Hola, David! Una espléndida muestra de los encantos que Cuenca puede ofrecernos en cuanto a Naturaleza. Mucha belleza natural en esa provincia de la que nos has mostrado unas pinceladas que dan buena fe de ello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Emilio!

      Cuenca, así como Teruel, son de esas grandes desconocidas para el gran público que esconden rincones impresionantes, aunque ya va bien, así se mantienen menos masificados y el entorno no sufre tanto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola David.

    Buena Trilogia de la serrania más célebre.

    Tres maneras distintas de volver a estos sitios.

    A la ciudad encantada después de un buen nevázo, estando las figoras rocosas blancas, recordando a cuando se rodó Conan.

    A río Cuervo después de muchas lluvias o temperaturas bajo cero. Un espectáculo en toda la regla.

    Al ventana del diablo en el proximo mes que abren un vía ferrata k4, y seguro que la disfrutáis mucho.

    Salud, Cuenca y Arrancacepas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni,

      No podían faltar estos tres enclaves tan típicos de la Serranía, auqnue también me habría gustado llevarla a ver la zona de Beteta y Solán de Cabras, pero que le vamos a hacer, 2 días no dan para tanto.

      Hace tiempo que tengo la idea de acercarme en invierno, y si puede ser después de nevadas mejor, que más que por ver la Ciudad Encantada nevada, me apetece mucho ver el Cuervo con sus cascadas congeladas, ha de ser todo un espectáculo.

      Vi la semana pasada lo de la vía ferrata, lástima que no estuviera abierta cuando fuimos, aunque me habría tocado hacerla solo, pero que ha quedado apuntada para la próxima visita, que espero que no tarde mucho.

      Salud, Serranía y Schwarzenegger hipermusculado!!!

      Eliminar
  4. Hola David. Muy bien aprovechado el finde conquense, con la Mogorrita y estos clásicos serranos. Conozco la Ciudad Encantada y el Ventano, pero no el nacimiento del Cuervo, a ver si la próxima vez que vayamos para allá a visitar a Toni & cía. lo podemos conocer al fin, a ver si con un poco de suerte es después de un periodo de lluvias, y lo vemos en su máximo esplendor. Apuntada queda también esa Ferrata jeje. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani,

      La verdad que fue un finde muy productivo, pero también te digo que acabamos muertos, fue un no parar.
      Pues si no has estado en el Cuervo tienes que ir, te gustará mucho, además acompañado de Toni seguro que se saca de la manga algún rincón escondido de los suyos... jejeje
      La ferrata queda más que apuntada, que he visto alguna foto y tiene muy buena pinta.

      Un abrazo!!!

      Eliminar