lunes, 16 de septiembre de 2019

Congost de Mont-rebei


El río Noguera Ribagozana, a su paso por la Sierra de Montsec, labra en la caliza un espectacular cañón que separa las provincias de Lleida y Huesca, el Congost de Mont-Rebei, un impresionante paraje con impresionantes paredones por el que una senda escavada en la roca en el lado catalán permite transitarlo, y la construcción de un puente que cruza el Embalse de Canelles y unas escaleras ancladas a la roca, las Pasarelas de Montfalcó, permiten cruzar a la ribera aragonesa.

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de conocer el sendero del Congost de Mont-Rebei, así como las Pasarelas de Montfalcó, y aprovechando que aun hace buen tiempo decidimos acercarnos un viernes por la tarde hasta el Albergue de Montfalcó donde pasaríamos la noche.

Nada más llegar y una vez acomodados en nuestra habitaciones nos acercamos a ver le Ermita de Santa Quitèria, una pequeña ermita construida en el mismo filo de una cresta a la que se accede por un precioso sendero, para además de disfrutar de la porpia ermita, también poder tener las que para mi son las mejores panorámicas del Congost de Mont-Rebei.

Ermita de Santa Quitèria, tela donde la construyeron

Para acceder a ella tenemos que usar una escalera de madera

Las vistas desde dentro impresionan

El interior es sencillo pero bonito

Desde allí arriba las vistas del Congost son impresionantes

Y tras la visita, nada mejor que una cervecilla antes de cenar

Ya al día siguiente, después de desayunar, nos toca esperar a que nos expliquen donde recoger los kayaks con los que realizaremos el descenso por el interior del desfiladero, pero eso ya lo iréis viendo más adelante.

Me acerco a ver la ermita de ayer, ¿como fueron capaces de construirla en la misma cresta?

La ruta la empezamos en descenso por un precioso sendero donde las encinas dominan el entorno, mientras que realizando diversas lazadas llegamos a la Fuente de Montfalcó.

Los primeros tramos del sendero ya prometen

El lugar es espectacular

A la fuente le haría falta un lavado de cara

Siempre siguiendo el bonito sendero y en descenso nos encontramos con las ruinas del Corral de la Vinya, para un rato después, y tras bajar por una zona algo más descompuesta y casi a la altura del agua del embalse, llegamos al primer tramo de escaleras.

Este rincón es impresionante

Corral de la Vinya

Tras este delicado tramo llegamos a las primeras pasarelas

Este primer tramo, tras subir de forma vertical, enseguida nos deja en una travesía que nos vuelve a dejar de nuevo en un sendero.

Empiezan con un tramo muy vertical

Las vistas hacia el embalse merecen una parada

Poco a poco la inclinación va menguando

El sendero ahora nos va realizando un sube-baja hasta llegar al segundo y más espectacular tramo de pasarelas.

Volvemos a avanzar por una zona boscosa

En algunos tramos nos encontramos el sendero acondicionado

Como siempre, hay que pararse y mirar atrás

De nuevo empezamos a descender

Y llegamos al segundo tramo de pasarelas

Las pasarelas van realizando varias lazadas rematadas por tramos de escalera muy verticales, que de hacer el recorrido al revés han de dar muchísima impresión.

La vista desde abajo acojona

Pero se ve todo en muy buen estado

En cada cambio de dirección nos encontramos con tramos muy inclinados

Una vez arriba las vistas hacia el río son brutales

Ya arriba de la pared ahora toca empezar a descender en busca del gran puente colgante que nos ayuda a cruzar el Noguera Ribagorçana.

Nos vamos encañonando cada vez más

Por fin llegamos al puente

Tras cruzar el puente llegamos a la que tal vez sea la parte más dura del recorrido, un constante subida que nos ha de llevar al enlace con el GR-1, por el que nos tocará avanzar a partir de ahora.

Ahora toca empezar a subir de nuevo entre pinos

En las paredes izquierdas ya vemos por donde se dibuja el sendero

Y a la izquierda impresionan los paredones calizos

Ahora el sendero va subiendo y bajando por una ladera que va ganando verticalidad hasta llegar a adentrarse ya en las paredes del Congost de Montrebei.

En algún tramo nos tocará bajar

Es triste que tengamos que poner estos carteles en el monte...

Visto así, acojona mucho

Todo el recorrido que viene ahora es simplemente espectacular, un sendero excavado en la roca en el que hay tramos que pasan dos personas justas y con un caída completamente vertical, donde se han colocado pasamanos para dar un poco más de sensación de seguridad.

Cada vez el cañón se va estrechando más

Por ahí abajo transitaremos dentro de un rato

Una parada para disfrutar del camino recorrido

Durante el avanzar mientras disfrutamos de enclave, nos encontramos algunos bancos para descansar, así como un túnel que le da un toc más impresionante si cabe.

Nos acercamos al túnel

Al llegar descubrimos que tiene un ojo por el que asomarnos

En todo momento el sendero nos regala este tipo de vistas

En estos bancos podemos parar a tomarnos un descanso

Poco a poco la roca va dejando paso a la vegetación cuando el estrecho se va abriendo, pero eso no significa que el sendero pierda belleza, un entorno así es espectacular en cada uno de sus rincones.

De nuevo la vegetación va ganando protagonismo

El agua se ve muy tranquila

El sendero nos regala rincones como este

Poco a poco se va abriendo el cañón

Hasta que llegamos a la cola del mismo

Sabremos que estamos llegando al final de nuestro recorrido cuando pasemos un nuevo puente, pero nosotros no seguiremos el camino hasta La Masieta, lugar donde empieza el recorrido clásico del Congost, nosotros nos quedaremos en un giro a la derecha, lugar donde nos espera la empresa de alquiler de kayaks y lugar donde nos prepararemos para la segunda parte de la aventura.

Último puente

Acojona un poco pero es más seguro de lo que pudiera parecer

Al mirar al otro lado del embalse descubrimos las ruinas de la Ermita de la Mare de Déu del Congost Vella

Allí nos esperan con nuestro kayak

Ya subidos en el kayak empezamos el descenso, pero no hay que dejarse llevar por la ilusión de ir hacia abajo, ya que los vientos del sur hacen que sea más complicado bajar que subir, además hay que recordar que es un embalse, por lo que a duras penas hay corrientes.

Empezamos a tomar contacto con nuestro kayak

Metros más arriba el sendero parece una romería

El bajo nivel del embalse a finales de verano hacen que se vean infinidad de árboles muertos y nos toque esquivarlos hasta llegar el estrechamiento del Congost de Montrebei, donde poder ir navegando bajo semejantes paredones de caliza es sobrecogedor.

Por aquí abajo también se obsevan una gran cantidad de kayaks

Es una delicia navegar bajo semejantes paredones

Uno nunca quiere que se terminen

Una vez pasados los paredones el cauce se abre y nos muestra al fondo el estrecho por donde cruza el primero de los puentes que pasamos durante la mañana.

El cauce se abre un poco

Hasta llegar justo debajo del puente que une los dos senderos

De nuevo se vuelve a abrir el cauce y podemos empezar a ver las pasarelas a nuestra derecha, además es aquí donde empezamos a buscar un rincón donde poder parar a darnos un refrescante baño.

Las pasarelas, desde la lejanía, impresionan muchísimo

De vez en cuando hay que parar de remar y disfrutar del paisaje

Por aquí descubrimos el primer tramo de pasarelas

Que bien sienta un bañito cuando aprieta el calor

Tras el baño ya solo nos queda continuar nuestro relajado descenso hasta llegar al embarcadero donde la empresa de alquiler nos espera y sno subirá en furgoneta a varias personas hasta el Refugio de Montfalcó, donde nos cambiaremos, comeremos y daremos por finalizada esta impresionante y diferente ruta.

Nos vamos acercando a otro estrechamiento

Que nos deja ya en la zona más ancha del embalse

Por esta aguja transcurre la vía ferrata Urquiza Olmo 
A lo lejos ya divisamos el embarcadero donde daremos por finalizada la ruta


Tengo que decir que la ruta me ha impresionado mucho, además el combinar senderismo con kayak era algo que hacía mucho que tenía en mente y por fin he podido realizar, y encima en un sitio tan especial como este.

A continuación os hago un pequeño resumen de los números de la ruta:
  • Tipo de ruta: Circular
  • Dificultad técnica: Fácil
  • Dificultad física: Fácil
  • Distancia: 19,44 Km
  • Punto más alto: 775 m
  • Punto más bajo: 474 m
  • Desnivel positivo: 610 m
  • Desnivel negativo: 610 m
  • Desnivel acumulado: 1.220 m
  • Cimas ascendidas: 0
  • Tiempo empleado: 5 horas 43 minutos
  • Tiempo en movimiento: 4 horas 26 minutos
  • Velocidad media: 2,51 Km/h
  • Ritmo: 23:54 min/Km

Os adjunto el track de Wikiloc de la ruta: Congost de Montrebei - Pasarelas de Montfalcó (Vuelta en kayak)

Saludos!!!

9 comentarios:

  1. Hola David.

    Bueno bueno, otro de esos rincones que también hemos hablado Maru y yo de conocer alguna vez, y más que por las pasarelas, que también, por ese desfiladero y el pantano fluyendo por él. Me ha parecido siempre una imagen muy potente (ciertos ecos me trae a cuando Frodo y la Compañía del Anillo van bajando por el río en la peli 1ª) y a tus espectaculares fotos me remito.

    Luego me ha recordado también alguna foto de cuando vais por el sendero en repisa a la Garganta del Cares en Picos de Europa, y ese broche de volver en kayac que aunque se vea bajo el pantano, tiene que ser muy chulo discurrir en barca con esos paredones encima.
    ¡¡No paráis!!

    Salud, congostos y kayacs!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni,

      El caminar por el desfiladero es impresionante, tal como dices, lo mejor del recorrido, no dudéis en acercaros en cuanto tengáis unos días libres.
      No había caído yo en esa escena de la Compañía del Anillo, pero tienes toda la razón, solo fataba un grupo de orcos persiguiéndonos.. jajaja

      La vuelta es kayak hace que gane muchos puntos esta ruta, auqnue con le que te gusta meterte en el agua no se yo si con 3 horas tendrás tiempo suficiente para descender... jajaja

      A Picos de Europa hace mucho que quiero ir, pero nunca encuentro el momento, pero tomo nota de la Garganta del Cares, una más a una lista interminable para cuando vaya.

      Salud, baños y gargantas espectaculares!!!

      Eliminar
  2. Hola David.

    Realice este recorrido apenas estrenadas las pasarelas de Montfalcó y la verdad que tanto la zona como la ruta son impresionantes, aunque es mejor ir más tirando al frío que en verano, ya que la zona es una hoya.

    La idea de volver en kayak me parece cojonuda, hace tiempo que llevo también en mente esa ideo o si vamos con los chicos, volver en catamaran, que es una opción más tranquila para ir con la familia.

    Para mi gusto el único "gran pero", son las pasarelas de Montfalcó, que me parecen una autentica aberración, construidas con muy poco gusto, desentonando con el entorno, peligrosas, ya que estan mal diseñadas (los peldaños son pequeños y no cabe el pie), con un pésimo mantenimiento (al poco de hacerlas las sirga estaban destensadas) y demasiado estrechas (muy masificadas y en muchos tramos no caben dos personas a la vez).

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo,

      La ruta es espectacular, con un entorno precioso, y el volver en kayak o catamarán una opción que merece mucho la pena, esos paredones desde abajo impresiona una barbaridad.

      Las pasarelas es cierto que son muy estrechas y en algún punto peligrosas, nosotros nos encontramos que en algún tramo faltaba algún escalón, no estaría de más avisar de la peligrosidad de las pasarelas, más aun cuando pasa tantísima gente por allí sin ningún tipo de experiencia montañera, que algún día habrá una desgracia.

      Lo mejor es ir bien temprano, antes que las hordas de turistas vestidos que parece que van a una boda, repintados y hasta arriba de colonia pasen por allí, pero es lo que tiene que un lugar se popularice tanto.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  3. Hola David,
    Em va encantar poder fer aquesta ruta tan espectacular com aquesta!
    L'experiència de dormir a l'alberg al mig de no res i sense cobertura em va encantar i el menjar és bonissim, tens tota la raó!!
    La ruta pel congost és precios, les pasareles el fan super especial i les vistes són en tot moment úniques! Saps que m'encanta fer kayak així que la combinació la recomanaria al 100%.
    M'agraden molt aquests caps de setmana actius, de muntanya i amb bona companyia! Et treuen tot l'estrés acumulat de la setmana.
    Una forta abraçada!
    Txell

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Txell,

      M'alegro que t'agradés l'experiència de dormir a l'alberg, ara el proper pas es un refugi.
      La ruta va ser espectacular, caminant pel congost i després baixant amb el kayak, ara toca buscar un nou racó per poder gaudir de la natura.

      Petons!!!

      Eliminar
  4. Hola David.

    Creo que mejor lugar que el Congost de Mont-Rebei para esa combinación senderismo/kayak, imposible. Las pasarelas y todo eso podrán gustar más o menos, pero de lo que no hay duda es que se trata de un lugar majestuoso, de esos, como el Caminito del Rey, o la Ruta del Cares, que hay que visitar al menos una vez en la vida. Quizás cuando nos animemos a visitarlo te copiemos la idea, pues me ha parecido genial, pernocta en el refu, caminata y luego vuelta en kayak, aunque antes tendré que practicar, pues nunca me he subido a uno, y ya me veo dando vueltas en círculo en el Embalse de Canelles, y todos esos domingueros partiéndose el culo jajaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani,

      El entorno de la zona del congos es impresionante, y no solo la zona de los estrechos, la vegetación que se encuentra en ambas riveras me dejó sorprendido.

      Las pasarelas, todo y la controversia que generan, transitar por ellas es impresionante, y que decir del camino labrado en la roca, simplemente brutal.

      Por el kayak tu tranquilo, que no es nada complicado, a la que llevas 5 minutos remando se le coge el truco, y más aun en un embalse sin ningún tipo de oleaje, ya verás como os encanta la experiéncia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Hola, David! Desde luego, espectacularidad a la ruta no le falta. Completa también porque acabas en kayac. Toda una aventura y desde luego con vistas inigualables.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar