lunes, 3 de diciembre de 2018

Circular al Montmell


El Montmell, situado en la comarca vinícola del Baix Penedès, nos esconde un bonito bosque Mediterráneo donde abundan las encinas y el monte bajo de boj y romero, además de montañas que nos regalan unas preciosas vistas del mar.

Debido a las nevadas del día anterior con viento fuerte y el riesgo de aludes por placa que conllevaba, decidí buscar una ruta por Tarragona, y tras buscar por Wikiloc encontré una ruta que ascendía dos 100 Cims, además uno de ellos era el techo de la comarca del Baix Penedès, así que no corto ni perezoso que me encaminé hasta la pequeña población de La Juncosa del Montmell, lugar donde comienza la ruta.

Era temprano y el frío apretaba, pero con el sol que se esperaba ya sabía yo que no tardaría en quitarme toda la ropa que me puse.

Los primeros metros de ruta discurren por la carretera por la que se llega a Juncosa, pero enseguida damos con un camino que nos lleva en suave descenso y entre romero y diverso monte bajo hasta el cauce de un barranco.

Las primeras luces del sol empiezan a calentarnos


La caseta del Puig de la Cova ya es bien visible

Durante este primer tramo no pude estarme de tirar de cámara y deleitarme con las flores de la zona.





El sendero ahora va transitando casi siempre por el mismo cauce, muy cubierto de una frondosa vegetación que ha crecido exuberante gracias a las copiosas lluvias de este otoño.

Transitando por el cauce del barranco

Al fondo divisamos un lugar interesante

Vamos ganando metros de forma bastante rápida hasta que vislumbramos el primer punto importante del día, la Cova Plana, una impresionante oquedad en la que encontramos infinidad de vías de escalada que recorren su vertical techo, además en días de lluvia se tiene que formar una bonita cascada del agua que viene de la parte alta del barranco.

Cova Plana

Impresionante techo

La luna se resiste a abandonarnos


Aquí aprovecho para quitarme algo de ropa y descansar unos minutos, para acto seguido cruzar toda la cueva para ir en busca de un sendero que ahora gana altitud de una forma muy vertical, para volverse más dócil en el momento que va girando hacia la derecha para ir a ganar la loma que nos ha de llevar a la primera cima, después realizar un flanqueo por su ladera Oeste y ganar la cima tras un último tramo donde nos volverá a tocar apretar los dientes.

Ahora vuelve a tocar apretar los dientes

Impresionantes vistas al valle

Por allí estaremos transitando en un rato

Ahora sí, por fin llegamos a la primera cima del día, el Puig de la Cova, de 672 metros.

Ventoso Puig de la Cova

Todo y su modesta altura, esta cima esconde unas vistas excepcionales, ya que además del cercano Mediterráneo y todo y que las nieblas y la calima no dejaban ver más allá, podíamos llegar a reconocer Montserrat y La Mola de Sant Llorenç del Munt, así como las montañas del Montsant.

Bonitas vistas panorámicas

Montserrat

Montcau y La Mola

Tras descansar un rato de nuevo toca ponerse en marcha, ahora por una pista que baja en suave descenso y nos va llevando a buscar la Carena de la Cativera.

Carena Cativera

Mientras vamos avanzando por esta loma en la que se van sucediendo las subidas y las bajadas, tenía la posibilidad de seguir la pista, que evita este sube-baja, o ir a buscar la loma, cosa que al final realicé, aunque tras buscar en diversos mapas no pude llegar a descubrir si estas elevaciones tenían nombre o no, pero el simple hecho de subirlas y disfrutar de las visitas ya merecía la pena.

Cordal del Montmell

Cima sin nombre

Ya nos queda lejos el Puig de la Cova

Esta montaña rusa nos lleva hasta el Coll de l'Arca, momento donde de nuevo el camino se pone vertical y poco a poco el ancho camino se convierte en una estrecha y divertida senda.

Coll de l'Arca

De nuevo toca empezar a sudar

La vertical senda nos va llevando por una zona devastada hace años por un incendio y que ahora empieza a verdear con boj y pequeños pinos y encinas que empiezan a brotar.

Estos tramos bajo pinos son una delicia

Al fondo vemos como el sendero se pone vertical

A punto estuve de subirme a estos afloramientos calizos

El camino nos deja en el Collet de les Comes, lugar ideal para tomarnos un descanso reparador antes de afrontar la última subida dura del día.

Collet de les Comes

La subida parece que nunca termina

Vale la pena pararse y mirar atrás

Ahora el sendero nos hace ganar metros muy rápido hasta dejarnos cerca de un poste indicador al que es difícil llegar a causa del frondoso boj que se ha comido el sendero, por lo que por aquí iremos siguiendo una trocha mientras el boj va rascando nuestras piernas, punto importante a tener en cuenta es llevar pantalón largo en verano.

Estos senderos me encantan

Montserrat y Sant Llorenç del Munt

Ya divisamos la cima de la Talaia del Montmell

Pero aun nos falta un poco para llegar


A partir de este punto el sendero ya va ganando altura de forma muy suave hasta que llegamos a la cima de la Talaia del Montmell o Puig de la Talaia, de 861 metros y punto más alto de la comarca del Baix Penedès.

Los pinos vuelven a ganar protagonismo

Así como estas curiosas flores

Talaia del Montmell

Las vistas desde aquí son impresionantes, y es el lugar perfecto para descansar unos minutos y disfrutar de la soledad de estas montañas.

Vistas hacia el Mediterráneo

Hacia el lado contrario tampoco decepcionan

Después del descanso toca volver a ponerse en marcha, ahora siguiendo el sendero que recorre la cresta y que nos deja impresionantes vistas.

Divertido cordal

Tras el tramo de cresta el terreno se vuelve más ancho y en suave descenso llegamos a la Creu del Cap de la Serra, justo delante del Castell del Montmell, construido en un risco de difícil acceso.

Al fondo divisamos un curioso lugar

Donde encontramos esta enorme cruz y el Castell del Montmell

Me planteé la posibilidad de subir al castillo, pero había quedado para comer en Sabadell y no quería liarme y llegar tarde, así que lo dejaré para una segunda visita por la zona.

Castell del Montmell

A partir de aquí el sendero pierde la docilidad de todo lo que llevamos de ruta y empieza a descender de forma muy vertical y descompuesta, además hay que andarse con cuidado, ya que en cierto punto las marcas del SL que identifican al mismo están medio borradas justo en un cruce difícil de ver, motivo por el cual me lo pasé y me tocó remontar unos metros el sendero.

A bajar toca

Importante, no seguir bajando llegados a este punto

Después del remedar el error el sendero sigue en descenso, pero ahora de forma  más suave, hasta dejarnos el la Esglèsia Romànica del Montmell o de Sant Miquel.

Esglèsia Antiga de Sant Miquel

Se trata de una iglesia de la que hay documentos de 1158 que hablan de ella y que está construida aprovechando las paredes calizas de la montaña, por lo que queda muy mimetizada con el entorno.

El interior delata su antigüedad

Desde su pequeño mirador podemos observar todo el valle

Una vez finalizada la visita, de nuevo nos toca descender por un sendero bastante vertical que nos va llevando poco a poco hasta un sendero mucho más amplio, que acaba dejándonos en una pista forestal.

Se agradece que el sendero se torne más amable

Siguiendo la pista llegamos a la Esglèsia Nova de Sant Miquel, nova por que vino a sustituir la anterior, ya que esta también data del 1598, es decir "nueva" pero con más de 400 años, por lo que se encuentra en plenas labores de restauración.

Esglèsia Nova de Sant Miquel

En esta zona también encontramos un área recreativa en muy buen estado con mesas y barbacoas donde la gente de la zona va a pasar los domingos del verano.

Ahora ya solo nos queda ir siguiendo la pista mientras los pinos empiezan a dejar paso a los campos de viñas conforme nos acercamos al final de nuestra ruta.

Ahora toca avanzar por pista

Los campos de viña y el Puig de la Cova al fondo nos indican que la ruta está llegando a su fin

A continuación os hago un pequeño resumen de los números de la ruta:
  • Tipo de ruta: Circular
  • Dificultad técnica: Media
  • Dificultad física: Media
  • Distancia: 11,95 Km
  • Punto más alto: 861 m
  • Punto más bajo: 367 m
  • Desnivel positivo: 770 m
  • Desnivel negativo: 770 m
  • Desnivel acumulado: 1.540 m
  • Cimas ascendidas: 2
  • Tiempo empleado: 3 horas 32 miutos
  • Tiempo en movimiento: 2 horas 53 minutos
  • Velocidad media: 3,34 Km/h
  • Ritmo: 17:59 min/Km

Os adjunto el track de Wikiloc de la ruta: Puig de la Cova y Talaia del Montmell

Saludos!!!

4 comentarios:

  1. Hola David.

    Esta sierra se ve más abrupta, ya que además de esas fantásticas vistas hacia todos los lados como suele pasar por esos montes del interior de Catalunya, aunque esta vez me quedo con esas vistas al valle, y sobre todo con esa esglèsia vieja de Sant Miquel ¡que pasada! y esas ruinas del castillo también. Yo es que soy más de Castells que de cruces. ¡Que se le va a hacer!

    Salud y Castells!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni,

      Tras varias semanas realizando rutas sencillas, me apetecía una ruta algo más montañera y escarpada.

      Las vistas hacia el valle, con el mar de fondo, son una pasada, de lo mejor de la ruta, junto con la antigua iglesia, una maravilla como antes intentaban mimetizarse con el entorno y aprovechar al máximo los espacios.

      A mi me pasa lo mismo que a ti, soy mucho más de castillos que de cruces, y mas si son de hormigón como esa, que desentonan un poco en el paisaje.

      Salud, castells y vistas al Mediterráneo!!!

      Eliminar
  2. Hola David.

    O sea, que empezó a calentar el sol y te quitaste toda la ropa que llevabas puesta, debió ser un espectáculo verte hacer la ruta en pelota picada jajajaja.

    Fuera de coñas me ha parecido un recorrido muy interesante y con grandes vistas en todo momento, pero al igual que Toni me quedo con ese castillo y sobre todo con esa vieja iglesia y en el lugar en el que la construyeron, y que se ve bastante bien conservada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani,

      No veas tu que gozada hacer una ruta en pelotas, el problema es cuando pasas entre zarzales, que pinchan un poquito... jajaja

      Las vistas fueron impresionantes, y eso que la calima no dejó disfrutar de ellas al 100%, y al igual que con Toni y contigo, coincido con el tema del castillo y la iglesia, una auténtica pasada.

      Un abrazo.

      Eliminar