lunes, 10 de enero de 2022

Olla de Núria


La Vall de Núria, con el Santuari de Núria en su centro, forma un precioso circo conocido como la Olla de Núria, todo un clásico que cada fin de semana recorren infinidad de personas, ya sea de forma integral o en tramos, un recorrido que bien merece realizar por lo menos una vez.

Tras mi intento fallido hace un par de años de realizar la Olla, pero en un formato algo más "bruto", saliendo desde Queralbs, lo que suma 1.000 metros más de desnivel, decidí que ya iba siendo hora de hacerla, además lo haría como siempre había querido, con un vivac en la cima del Puigmal.

La ruta la iniciaba el viernes, cogiendo el cremallera que llega sobre las 4:30 de la tarde a Núria, pero se retrasó en la subida, por lo que no llegué hasta las 5 al Santuari, lo que hizo que tuviera que aligerar el paso para llegar con tiempo suficiente para montar la tienda, ya que daban posibilidad de lluvias de madrugada, por lo que decidí no dormir al raso y arriesgarme a despertar empapado.

Hoy subiremos en el cremallera del Balandrau

Poco a poco vamos dejando atrás el complejo del Santuari de Núria

Tengo que aclarar que no sabía si me daría tiempo a realizar la ruta en una jornada o dos, por lo que me tocó cargar con toda el agua y la comida para pasar dos noches en el cordal, todo ello sabiendo que no hay ningún punto de agua en el recorrido, así que os podéis imaginar el peso que llevaba en la espalda, un mochilote de 15 Kg, pero bueno, tras ver la ruta comprenderéis que mereció mucho la pena el esfuerzo extra.

Y en materia, la subida la acometería por la Coma de l'Embut, exactamente remontando el Torrent de la Coma de l'Embut, que remonta una preciosa zona, moteada de prados, rocas, agua e infinidad de sarrios y marmotas que se nos irán cruzando, e incluso pegando algún chillido a escasos 2 metros de la oreja, ya que en estas horas de tan poca afluencia de gente, se pasean a sus anchas por la zona, pero antes de llegar a la Coma de l'Embut, toca remontar unas buenas pendientes que transitan por el Bosc de Sant Gil y que nos deja en el Ras de l'Ortigar, momento en el el camino enlaza ya con el precioso torrente.

El inicio del ascenso se realiza entre abetos

Mientras vamos cruzando caminos que nos llevarían a otros lugares

Al poco rato llegamos al Roc de l'Ortigar

Aquí ya podemos comprobar que hemos ganado bastante altura

Y las vacas pastan a sus anchas

Y no solo las vacas, a estas horas las marmotas reaparecen y se sorprenden de nuestro paso

Nosotros nos encaminamos hacia el Torrent de la Coma del Embut

Durante nuestro ascenso una marmota escondida tras un árbol, nos pega un buen grito a escasos 2 metros

Espectacular faja rocosa

En la que encontramos un numeroso grupo de sarrios que la cruzan

Incluso posan para nosotros

Mientras remontamos la Coma de l'Embut, encontramos bonitos saltos de agua

El torrente lo vamos cruzando en diversas ocasiones, pero, ¿que vemos encima de la roca?

Un sarrio observa vigilante nuestros pasos

Una pequeña llanura nos permite recuperar un poco las piernas

Durante nuestro avance, un nuevo grupo de sarrios se aleja antes de que lleguemos a su altura

Una vez que salimos de la Coma de l'Embut, llegamos a una zona de rocas y piedras, antesala de la cima, donde la pendiente aprieta más y el cansancio acumulado hace que nuestro paso sea más lento, pero a la vez tiene que ser más firme, ya que aquí el terreno resbala, y si no andamos con cuidado, nos podemos caer antes de darnos cuenta que hemos resbalado.

El terreno se va tornando más agreste y duro

La nubes van apoderándose del fondo del valle

Y también de las zonas altas, ya veremos como se presentará la noche...

Enseguida divisamos la gran cruz cimera del Puigmal

Por fin, tras una dura pero bonita subida, llegamos a la cima del Puigmal, donde coincido con un corredor que ha subido a última hora, por lo que aprovechamos para charlar un rato y hacernos las fotos de rigor.

No podía faltar una foto en la cima

Así como de los alrededores

Aunque las nubes que se acercan no nos permitan poder abarcar más distancia

Una vez se marcha, es hora de buscar una zona donde poder plantar la tienda que esté protegido del viento, cosa no muy complicada, ya que todo el lugar está plagado de círculos de vivac, y justo a unos metros de la cruz, encuentro uno que me cabe la tienda, por lo que la planto y me empiezo a preparar los bártulos para cenar, no sin antes abrirme el premio que me había porteado para la ocasión, una rica cervecita que entra la mar de bien mientras se va calentando el agua.

Justo debajo de la cima encuentro un buen vivac

En el que no tardo en montar mi campamento

Hoy toca probar por primera vez la comida liofilizada

Mientras se hace la comida, nada mejor que una rica cerveza

Por desgracia hoy no podría disfrutar del cielo, ya que no pasan de pasar nubarrones que no presagian nada bueno, por lo que tocará irse a dormir temprano, que el día siguiente será duro, así que me meto en el saco y me quedo dormido mientras escucho el viento soplar con fuerza, todo un clásico de la cima del Puigmal.

Me despierto bien temprano, y antes de empezar a preparar el desayuno, decido ir a ver el amanecer desde la misma cima, todo un espectáculo y la mejor forma de coger energía, incluso antes de desayunar, así que con esta energía renovada decido desmontar la tienda antes de nada, ya que así podré aprovechar un travesaño de madera y usarlo a moto de asiento/mesa y estar mucho más cómodo.

El día amanece despejado

Con la tienda recogida, toca preparar el desayuno

Que bien que sienta un desayuno calentito cuando aprieta el frío de la mañana

Ya con la zona recogida, tal y como nos la habíamos encontrado el día anterior, toca emprender el cordal que nos tendrá que llevar a recorrer la Olla de Núria en su integridad, así que sin perder más tiempo empezamos a seguir el sendero que, siempre buscando la vertiente Oeste del cordal y con un trazado muy bonachón, nos lleva directos a la cima del Pic Petit de Segre, primera de las cimas por las que pasaremos, que no serán pocas.

Toca emprender la marcha hacia el cordal que se observa

Primero llegamos a una cota secundaria sin nombre

Que rodeamos por la izquierda

Para llegar enseguida al Pic Petit de Segre

Las vistas hacia el Pic de Segre y el cordal que tocará recorrer nos impresionan

No menos el camino ya recorrido desde el Puigmal d'Er

Por la Coma de l'Embut ascendíamos no hace tantas horas

Ahora toca mirar hacia territorio francés

Puigmal de Llo, al que subimos hace ya unos años

Una vez visitado el Pic Petit de Segre, ahora toca continuar por el sendero, que en esta ocasión desciende de forma algo más directa hasta el Coll d'Er, donde es posible decidir si hoyar o no el Pic de Segre, pero estando tan cerca, que menos que subirlo, además la idea es recorrer todas las cimas principales de la Olla de Núria, por lo que ahora nos tocará subirlo, no sin antes cruzar un pequeño caos de bloques, muy sencillo, que nos deja en la base de una fuerte pendiente, que con una mochila tan pesada hace que cada metro ganado se tenga que batallar, pero eso lo que consigue es que al llegar a la cima del Pic de Segre, el sabor de boca que te queda, sea aun más agradable, si es que eso es posible, ya que las vistas sobre el circo, así como las vistas a la zona de la Cerdanya Francesa, con el Carlit como estandarte, no fueran suficientes.

Enseguida llegamos al Coll d'Er

Que nos muestra unas vistas en dirección al Carlit

Ganar el Pic de Segre no será fácil, primero toca superar un pequeño caos de bloques

Y luego una fuerte pendiente

Pero una vez ganada la cima, las vistas no defraudan

Incluso podemos divisar gran parte del cordal que nos queda por recorrer

Tras un rato recuperando el aliento, con la excusa de contemplar las vistas, toca empezar un largo descenso que nos ha de llevar, de forma bastante suave, y en total soledad, hasta el Coll de Finestrelles.

El descenso hacia el siguiente collado se hace muy llevadero

Más aun si nos vienen a saludar este grupo de sarrios

Desde el Coll de Finestrelles podemos ver el trazado del sendero que asciendo

Así como las vistas al valle, que son brutales

Sin olvidarnos de dar un vistazo atrás para saber de donde venimos

Ahora empezaremos un largo ascenso algo más empinado que tendrá que llevarnos al Cim de Finestrelles, pero no llegaremos a él de forma directa, ya que antes hay una cota secundaria a la que también me apetece subir, para así poder recorrer todas las cotas con nombre que tiene la preciosa Olla, pero resulta que acceder a ella no será tan sencillo, ya que nos encontramos con que no hay un sendero, o por lo menos no somos capaces de encontrarlo, así que en un momento que veo que es factible, me encaramos a la herbosa pendiente, y en un clásico trochemoche hoyamos la cima del Puig del Coll de Finestrelles, donde vemos una bonitas vistas, por lo que el esfuerzo ha valido la pena. Ahora para continuar, lo que haremos será seguir la arista, que en suave descenso nos vuelve a dejar en un pequeño collado donde se une con el sendero, que retomaremos para poder acometer la ascensión final al Cim de Finestrelles.

Ha valido la pena subir hasta el Puig del Coll de Finestrelles, menudas vistas...

Parece mentira que ya hayamos recorrido tanto trozo

La Vall d'Eina se empieza a intuir

En lugar de recuperar el sendero, iremos siguiendo el cordal hasta dar con el mismo más adelante

El último tramo de ascenso al Cim de Finestrelles hay que acometerlo por esta pedrera

Pero vamos, que tras estas vistas uno se olvida del esfuerzo realizado

Muy al fondo, podemos ver el Santuari de Núria, que será visible casi desde cualquier cima

Pero a nosotros nos tocará continuar por el cordal

Sin olvidarnos de otear bien el horizonte, no nos perdamos grandes montañas como el Pedraforca

Después de hacer las fotos de rigor, decidimos empezar a descender en busca de un pequeño collado del que no he sido capaz de encontrar información, y es durante el descenso, que en una zona resguardada del viento, donde da el solete y uno se puede sentar, que decido parar a picar alguna cosa y quitarme capas de ropa, que ya hace unas cuantas horas que hemos empezado caminar y el hambre empieza a apretar.

Ahora toca empezar a descender

Durante el almuerzo, podemos deleitarnos con una vistas a la Vall de Núria

Ya con algo en el estómago acabamos de descender y nos preparamos para acometer la subida hacia dos pequeñas cotas, el Puig de Núria y el Puig del Coll d'Eina, a las que se llega siguiendo el amplio cordal que nos regala preciosas vistas, tanto a la zona de la Vall d'Eyna como a la Vall de Núria, por lo que el ascenso se va haciendo de forma muy lenta para no perdernos ningún detalle del paisaje, para una vez coronada la última cima, realizar un corto pero empinado descenso hasta el Coll d'Eina.

Llegamos al Puig de Núria

Aquí ya podemos observar el valle que forma el Riu d'Eina

Al Puig del Coll d'Eina llegamos enseguida

Aquí decidimos parar unos minutos a disfrutar del paisaje

Y de ver de donde venimos, además nos topamos con la primera persona en toda la mañana, un runner francés que no se digna ni a devolver un saludo, en fin...

Nosotros seguimos a lo nuestro, avanzando con calma

Y difsrutando de las vistas hacia la Torre d'Eina

Y de esta espectacular mole, que creo que es el Roc del Boc, una auténtica pasada

En el Coll d'Eina me cruzo con un hombre que está esperando a unos amigos que han ido a subir el Pic d'Eina, con el que me paro unos minutos a conversar, ya que aun no me había cruzado con nadie en toda la mañana, cosa que le sorprende, ya que es un recorrido muy transitado, y de eso no hay duda, ya que a partir de ahora será una romería, sobretodo cuando nos acerquemos a la zona del Noufonts y el Noucreus, pero eso ya os lo explicaré más adelante, no adelantemos acontecimientos.

En el Coll d'Eina nos cruzamos con otra persona, que esta sí, nos devuelve el saludo y con quien conversamos un rato

Ahora toca continuar el ascenso, primero de forma muy gradual, para ir ganando inclinación conforme nos acercamos a la cima del Pic d'Eina, donde toca tomar una decisión, dejar la mochila y acercarnos a la Torre d'Eina, o continuar nuestro camino por la clásica Olla de Núria, opción que finalmente sería la elegida, ya que entre ida y vuelta, con el cansancio acumulado, por mucho que no cargara la mochila, una hora, hora y media, no me la quitaba nadie, además de la acumulación de desnivel, que no era poca.

Mientras ganamos altura vamos ganando pequeñas cotas secundarias que nos hacen subir y bajar

Espectacular el tramo de cordal que ya hemos visitado

Espectacular el entorno por el que estamos disfrutando del día

En la cima del Pic d'Eina, alguien ha colocado un guante huérfano

Por el fondo de este valle va un sendero que me encantaría poder recorrer

Espectacular la cresta que une la Torre d'Eina con el Roc del Boc

Pero nosotros nos tenemos que centrar en la que nos tocará recorrer en unos minutos

Tras tomar la decisión de no visitar la Torre d'Eina, ahora nos tocará realizar un rápido descenso, para posteriormente acometer una largo y sostenido ascenso que nos dejará en el Pic de Noufonts, al que llegamos ya con las piernas algo cargadas, pero no será aquí donde paremos a comer, ya que aun es temprano y tengo bastante claro el lugar donde me apetece comer.

Todo y que el terreno es muy amable, cada vez nos va costando más avanzar

Menos mal que las vistas nos hacen olvidar por completo el cansancio

Este buzón de la Federación Francesa nos avisa que estamos cerca de la cima del Noufonts

En el día de hoy si que pudimos disfrutar de la cima y sus vista, no como en la ocasión en que subimos con Txell

Ahora, sin perder mucho tiempo, empezamos un largo, empinado y pedregoso descenso hacia el Coll de Noufons, que por suerte se hace algo más ameno ya que en el descenso coincido con un grupo que está realizando parte de la Olla y con los que vamos conversando mientras descendemos con cuidado, que el sendero aquí está muy trillado y hay muchísima roca suelta, pero finalmente yo me adelanto, ya que parece ser que llevo un ritmo un poco más ligero, y por fin llego al collado de menor altitud de la ruta, cosa que solo puede significar una cosa, ahora vendrá una señora subida....

El descenso se realiza de forma muy rápida, por lo que las piernas se resienten

Por eso hay que tomárselo con calma y contemplar el circo que estamos rescorriendo

Y una vez llegamos al Coll de Noufonts, disfrutar de las vistas

Como esta perspectiva del Pic Rodó y el Puig Anyella

Pero no todo es hacer fotos y descansar, ahora toca de nuevo empezar a apretar los dientes

Y efectivamente, tras la larga bajada, ahora toca remontar siguiendo las marcas del GR-11 que ya hace una rato nos acompañan, y que nos hacen seguir un sendero que va ganando altura de forma muy rápida en busca del Pic de Noucreus, ya a un ritmo bastante lento, ya que las piernas notan el desgaste de llevar tantos kilómetros y horas, además el estómago empieza a reclamar más comida, por lo que no nos estaremos mucho rato en su cima.

Durante el ascenso, seguimos disfrutando de las vistas

Y gracias a ellas enseguida llegamos a la cima del Pic de Noucreus

Desd eel que podemos ver tanto el Noufonts como el Pic d'Eina

Así como nuestros siguientes objetivos

Y el último cordal que recorreremos, pero para eso aun faltan unas horas

Desde el Pic de Noucreus continuaremos el cordal que marca el límite de la Olla de Núria y que en un descenso muy suave y llevadero, nos lleva al famoso Coll de Noucreus, con sus nueve cruces, pero este lo pasaremos de largo para ir en busca del cercano Pic de la Fossa del Gegant, que nos ofrece unas vistas espectaculares de todo el camino recorrido hasta el momento, así como del que nos queda aun por recorrer, por lo que la visita merece mucho la pena, así que tras esta y las fotos, volvemos hasta el Coll de Noucreus, donde pararemos para, ahora sí, meter algo de combustible al cuerpo, con uns calentitos y ricos macarrones, un rico muesli de chocolate de postre, y como no, un energizante café con leche, además fue el momento perfecto para echarme una pequeña cabezadita de 10 minutos justo después de comer, que no veáis lo bien que sentó.

Aquí el camino se torna muy cómodo y llano

Desde el Pic de la Fossa del Gegant, las vistas hacia la zona del cada vez más cercano Bastiments, impresionan

Desde aquí, podemos contemplar casi en su totalidad la Olla de Núria, el tramo recorrido y el que nos queda por recorrer

Coll de Noucreus

Que mejor rincón para comer y echarse una mini-siesta

Justo en este punto tenemos dos opciones, la más común, que es la que baja siguiendo la Jaça de Dalt por el Torrent de Noucreus de nuevo a Núria, o seguir la arista del Serrat del Mig, añadiendo dificultad, kilómetros y desnivel a la ruta, pero que a la vez cierra realmente el circo de Núria, por lo que supongo que sabréis cual fue mi decisión...

Desde el Coll de Noucreu empiezo un descenso flanquenado el Pic de la Fossa del Gegant siguiendo un sendero que nos lleva directos a la cresta del Serrat del Mig, donde iremos ascensidno poco a poco, combinando zonas más estrechas y aéreas, con otras más amplias y cómodas que nos dejan el el Cim de les Arques, que conta con dos cotas diferenciadas, el Cim Alt i el Cim Baix. Estas dos cotas luego continuando el cordal, nos llevan, tras un sube-baja, hasta el Cim de Rocs Blancs, dando per recorrido todo el cordal del Serrat del Mig, un cordal, todo sea dicho, muy bonito y estético.

Por esa diagonal descendemos en busca del Serrat del Mig

Antes de acometer el cordal, toca hacer que la cámara eche humo

El cordal es muy cómodo de seguir, todo y que en algunas partes se afile y nos haga ir con cuidado, que llevamos mucho peso y el cuerpo no reacciona igual

Espectacular y solitario el camino ahora

La nubes empiezan a amenazar nuestro tan soleado día

Pero eso no nos impide disfrutar del Cim d'Arques, tanto de l'Alt como del Baix

El cansancio no nos impide disfrutar del entorno

Cada vez va quedando menos cordal

Que finaliza en Rocs Blancs

Ahora nos queda realizar un descenso bastante rápido hasta un pequeño collado que nos deja en la base del Puig de Fontnegra, que primero rodearemos por su vertiente Norte hasta encontrar un senderillo que nos lleve hasta su cima, desde la que es posible, si el tiempo nos hubiera acompañado, disfrutar de todo el cordal recorrido de la Olla de Núria, todo un espectáculo.

Tras un rápido descenso, el Puig de Fontnegre nos espera bajo unas nubes amenazantes, al que ya subimos hace unos años

Pero no impide que nos paremos a disfrutar del cordal que ya hemos recorrido

Que miedo dan esas nubes...

Al fondo se divisa de donde venimos, el Puigmal, y hacia donde nos tocará bajar...

Pero lo mejor, poder disfrutar de un vistazo todo el cordal que hemos recorrido

Y por fin ya nos queda el descenso final hasta el Santuari de Núria, pero no será tampoco sencillo, que llevamos muchas horas y desnivel en las piernas y nos tocará bajar siguiendo el sendero que recorre el Serrat de la Coma del Clot, que primeramente por una verde y bonita pradera nos llevaría al Pic de la Pala i al Pic Blanc de Fontfreda, que nosotros en el día de hoy obviaremos, ya que ya los subimos en su día y no ofrecen vistas destacables, pero al que sí que nos desviaremos será al Pic de l'Àliga, ya que es un espectacular mirador hacia la Vall de Núria, además nos permitirá descansar un poco las piernas, que el descenso se nos empieza a hacer duro.

Ahora toca a empezar a bajar por la Coma del Clot

Donde de nuevo volvemos a encontrar vacas

En esta ocasión no nos acercaremos als Rocs Blancs de Fontnegre

Pero si que lo haremos al Pic de l'Àliga

Que nos ofrece esta impactante vista de la Vall de Núria

Con el Santuari de Núria a la cabeza

Aunque lo mejor, las vistas de la Olla que tenemos desde aquí

Desde el Pic de l'Àliga toca seguir descendiendo, siguiendo el marcadísimo sendero que nos va llevando poco a poco hacia el Alberg del Pic de l'Àliga, desde donde hay unas impresionantes vistas a Les Gorges de Núria, pero será bajando por las innumerables lazadas de este sendero donde nos tocará apretar un poco el paso, ya que empezará a chispear, y lo que es peor, a caer un finísimo granizo que nos hace temernos lo peor, pero por suerte no fue a más, y a los 5 minutos paró y nos dejó poder bajar de nuevo con más tranquilidad.

Mientras bajamos por las lazadas que llevan al refugio empieza a caernos agua y granizo

Por suerte dura poco y podemos seguir bajando con tranquilidad, disfrutando de este bonito rincón

Alberg Pic de l'Àliga

Impresionantes las vistas que hay desde aquí a les Gorges de Núria

Nos acercamos hasta el mirador para dar un último vistazo al Puigmal, donde pasamos la noche

El tramo que queda desde el refugio hasta el Santuari es un mero trámite, ya que este discurre por las pistas de esquí, pero incluso desde estas, las vistas que tienes a las impresionantes montañas y el entorno que lo rodea es brutal, haciendo que me tome con mucha calma este último descenso, para una vez en el Santuari, coger de nuevo el cremallera, y aprovechar el trayecto para ver recordar rincones revisando las fotos hechas, todo ello antes de coger el coche para volver a Sabadell, donde una buena ducha y una cerveza bien fresquita me estaban esperando.

El descenso por las pistas no se hace aburrido, sobretodo teniendo un paraje como este en el que deleitarnos

Un último vistazo al Santuari de Núria

Antes de irnos no podíamos dejar de hacer una foto a dos modestas cimas, pero muy características de Núria, primero el Cap de Porc

Y para finalizar la ruta, otra foto al Roc de la Malè

Hacía mucho que tenía ganas de hacer esta ruta, y tras haberla realizado en dos días, puedo concluir que no me arrepiento para nada, todo y el peso a llevar, ya que te permite estar más en comunión con la naturaleza, por lo que si en un futuro la repito, os puedo asegurar que de nuevo será pasando la noche en la cima del Puigmal.

A continuación os hago un pequeño resumen de los números de la ruta:
  • Tipo de ruta: Circular
  • Dificultad técnica: Media
  • Dificultad física: Difícil
  • Distancia: 22,61 Km
  • Punto más alto: 2.910 m
  • Punto más bajo: 1.963 m
  • Desnivel positivo: 1.940 m
  • Desnivel negativo: 1.940 m
  • Desnivel acumulado: 3.880 m
  • Cimas ascendidas: 16
  • Tiempo empleado: 22 horas 34 minutos
  • Tiempo en ruta: 10 horas 27 minutos
  • Tiempo en movimiento: 8 hora 15 minutos
  • Velocidad media: 1,00 Km/h
  • Ritmo: 60:00 min/Km

Os adjunto el track de Wikiloc de la ruta: Olla de Núria

Saludos!!!

6 comentarios:

  1. Hola David.

    Madre mía, pedazo de vivac también!! Me da a mí que tú eres de los que duermes como un lirón encima de cuatro piedras. A lo mejor el pequeño Quim ya se sabe de donde lo ha sacado. Eso sí, la espalda ya la tienes bien curtida en llevar peso con el pequeño a los hombros.

    En cuanto a la ruta siempre me ha llamado mucho la bella desnudez de esta parte de los Pirineos, ese paisaje tan pelao y rocoso y a la vez tan grandioso. ¿Sabes porque en esta zona no hay estanys como en otras zonas de los Piris? Me imagino que debe ser muy calizo y se filtra el agua o algo así....

    Salud y a dormir a pierna suelta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni,

      Pues ciertamente, cuando tengo sueño soy capaz de quedarme frito en cualquier sitio, a modo de anécdota, recuerdo quedarme sobado en el local de ensayo de un colega (grupo heavy), en un sofá que tenían justo debajo de uno de los altavoces, mientros ellos estaban ensayando con la música a todo volumen... puede imaginarte la cara de mi amigo y sus colegas... jajaja

      Pues nunca me había fijado en que en esta zona a duras penas hay lagos, muchas gracias por el detalle.

      Esta zona, si bien no tiene la espectacularidad del pirineo Aragonés o el catalán más occidental, también tiene su belleza, además te permite poder recorrer cordales interminables de forma muy cómoda.

      Salud y vivacs a cascoporrillo!!!

      Eliminar
  2. Hola David.

    Cómo diría ese adalid de la cultura y de la lengua castellana, y gran cantante además: Im-presionante.
    Espectacular ruta la que te marcaste por la soberbia Olla de Núria, con el añadido de haber hecho vivac en una cima tan emblemática como el Puigmal, lo cual fue un acierto, pues en este tipo de calcetinadas mejor partir el tremendo desnivel en dos jornadas que no cascártelo todo en una. Seguro que llegaste a Sabadell exhausto, pero el triple de satisfecho.
    Y que bien nos lo has contado, además del montón de fotos(de las que no sobra ni una), joder, es que iba leyendo como subías y bajabas picos y collados y se me iban cargando las piernas, incluso notaba el peso de ese mochilón!! jajajaja.
    Enhorabuena por haber completado un nuevo reto David!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani,

      La verdad es que fue todo un rutón, y tal y como dices, lo mejor es partirlo en dos jornadas, siempre disfrutas más de la montaña si puedes ir más tranquilo.

      Lo de subir y bajar al final uno ya no sabe cuantos collados le quedan ni cuando empezará a bajar, uno pierde la cuenta, lo que si que te aseguro es que en la bajada final alguna que otra subida para fraccionarla no habría venido mal... jajaja

      Te aseguro que a Sabadell llegué reventado, pero el cansancio se fue rápido cuando me pimplé mi triguera después de una buena ducha...

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola David.

    Muy buena idea la de dividir en dos jornadas, la integral a la Olla de Nuria, aunque el tema de no poder captar agua en todo el recorrido, es un fastidio, ya que toca acarrear con unos cuantos kilos extra.

    Se ve una zona bastante agreste, pero por lo menos, bastante amable de caminar, sin apenas pedreras y zonas de grandes bloques, que son los que más cuesta avanzar y en los que se gastan más energías. Me ha resultado curioso, el Coll de Noucreus, con las nueve cruces.

    Un recorrido a tener en cuenta, que además he visto, que se puede hacer en una sola jornada, que los días de verano, tienen muchas horas de luz, aunque sombras …

    Salud y montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo,

      A mi este tipo de rutas siempre me gusta más partirlas, además no hay nada como pasar una noche la montaña, por lo que el peso extra se acarrea mejor.

      La zona, con todo lo agreste que pueda parecer, la gran mayoría de cordales son muy transitables y poco aéreos, sobretodo el cordal de la Olla, que de seguirlo llegaríamos hasta el Bastiments.

      El tema del nombre del Coll de Noucreus, hay varias historias y leyendas sobre el porqué, así que realmente no se sabe la razón exacta de las nueve cruces.

      La ruta es muy realizable en un día, es más, para principios de Junio se celebra el trail de la Olla de Nuria, que hacecasi exacto el recorrido que hice yo.

      Salud y montaña.

      Eliminar