lunes, 7 de octubre de 2019

Ascensión al Comapedrosa


En Andorra, en la zona que hace de frontera entre Francia, Andorra y Catalunya, encontramos el Parc Natural del Comapedrosa, donde además encontramos el macizo más alto del país de los Pirineos, con el Comapedrosa como punto más alta de Andorra con sus 2.942 metros de altura.

Ya hacía mucho tiempo que tenía en mente realizar una circular por el Parc Natural del Comapedrosa para subir al techo de Andorra, y aprovechando mi plan de aclimatación decidí acercarme con Fernando para hacer un vivac en su cima, aunque al final realizamos un cambio de planes y no dormimos allí, aunque eso ya os lo explicaremos más adelante.

Para la ocasión me iba a acompañar Fernando, que también tenía muchas ganas de hacer una ruta de un par de días, por lo que salimos hacia Andorra no demasiado temprano, ya que al dormir en ruta teníamos tiempo de sobras para llegar a nuestro destino o para dormir en otro lugar si al final nos decantábamos por esa opción.

Ya por fin en Arinsal, dejamos el coche en un aparcamiento que hay nada más salir del pueblo y empezamos a ganar metros por una pista por la que transita el GR-11, que nos acompañará en prácticamente toda la ruta.

Listos para empezar la aventura

Enseguida cogemos un desvío, dejando de lago del GR-11, por un sendero que ya empieza a subir de forma bastante fuerte y sostenida y que nos hace ganar altura muy rápido aun sin haber podido calentar las piernas.

Impresiona la frondosidad de la vegetación en este primer tramo

Al mirar por un claro podemos observar lo rápido que hemos ascendido

Nos adentramos en el Parc Natural del Comapedrosa

Este primer tramo transita por un bonito bosque que nos protege de los rayos del sol, que aunque no haga calor, estos aprietan y nos hacen sudar.

Empiezan a aparecer vacas

Enseguida llegamos a unas construcciones que nos pueden servir de refugio de emergencia, la Borda de la Coruvilla, lugar donde enlazamos con la variante del GR, el GR-11.1.

Borda de la Coruvilla

Ya van apareciendo las marcas del GR

Ahora el estrecho sendero se convierte en un camino más ancho, muy descompuesto, que nos hace ganar altura de forma muy rápida y que nos lleva enseguida hasta el Plà de l'Estany, donde la subida nos da un respiro mientras llegamos al Refugi del Plà de l'Estany.

Poco a poco los árboles aparecen más diseminados

Plà de l'Estany

En el refugio encontramos una fuente de la que mana un agua fresquísima, por lo que decidimos realizar una parada para comer y descansar mientras conversamos tranquilamente de lo que nos queda de ruta por hacer.

Refugi del Plà de l'Estany

Merece la pena pararse unos minutos a disfrutar del lugar

Bonita placa

Tras unos minutos decidimos volver a ponernos en marcha, por lo que volvemos a seguir el GR que nos va llevando, de nuevo por un camino empinado en dirección de las paredes de la Costa del Congost, para allí realizar un giro a la izquierda y superar un resalte rocoso.

Desde la base de la Costa del Congost observamos la cascada del Riu del Port Dret

Las vistas que vamos dejando atrás son sublimes

Ahora vamos avanzando en diagonal hacia el resalte, justo hacia donde baja una cascada del Riu del Port Dret, donde tendremos que realizar una sencilla trepada y cruzar el cauce del río para ir en busca del torrente donde vierten las sus aguas los Estanys Forcats.

Un grupo que llevamos por delante se prepara para cruzar el riachuelo

Empiezan las primeras zonas donde toca apoyar las manos

Y ahora nos toca a notros cruzar

Tras cruzar enseguida nos vemos dentro del cauce del Riu del Bancal Vedeller, qu seguiremos unos metros para poco a poco desviarnos hacia la izquierda para ir a buscar un pequeño cordal que nos llevará directos a los Estanys Forcats.

Las vistas hacia el Plà de l'Estany y Arinsal nos cautivan

La pendiente no nos da tregua

El terreno se va complicando por momentos

Al llegar a los Estanys Forcats nos encontramos con un precioso lago y un par de cabañas, una de chapa muy arcaica y otra de madera de cazadores, que se puede usar en época fuera de temporada de caza.

Precioso paraje el de los Estanys Forcats

En este bonito rincón decidimos parar para comer, ya que aun nos queda bastante ruta por delante, además hemos hablado con un par de hombres que están realizando un trozo del GR-11 que nos han dicho que estas noches ha hecho mucho viento y frío, por lo que tras hablarlo hemos decidido no dormir en la cima y decantarnos por el Refugi de Baiau, por lo que la ruta hoy la acortaremos bastante y no tenemos ningún tipo de prisa.

Un lugar ideal para realizar una parada para comer

Tras pasar un buen rato comiendo y descansando toca volver a ponerse en marcha, ahora siguiendo un terreno de pequeños bloques donde hay que estar atento de no perder lo hitos y de no pegar un traspiés, en un terreno típico de alta montaña.

Dejamos atrás la zona de caos de rocas y empieza a aparecer un sendero más pisado

Después de este primer tramo algo caótico encontramos un camino mucho más pisado y que poco a poco nos va haciendo ganar altura hasta llegar a la Collada dels Estanys Forcats.

Empezamos a divisar la cresta del Medacorba

Últimos metros antes de llegar al collado

En este punto toca desviarse unos metros hacia el norte siguiendo los hitos que nos marcan la subida al Medacorba, por lo que avanzamos y dejamos las mochilas y los bastones tras unas rocas y nos preparamos para la trepada por la cara Sur del Medacorba.

Impresiona la pared Sur del Medacorba

Parece que por la derecha hay una brecha por la que poder subir

La Roca Entravessada se lleva casi todas nuestras miradas

La subida primero va por un sendero, para poco a poco ponerse más vertical hasta el punto que el sendero desaparece y nos toca ir realizando lazadas siguiendo los hitos que van buscando los puntos más sencillos por donde poder trepar por un terreno muy descompuesto y con mucho patio, un terreno que no es complicado pero en el que hay que estar muy atento, ya que un error podría ser fatal.

Empezamos a ganar metros, primero por terreno cómodo

Que poco a poco se va complicando, por lo que dejo de hacer fotos

Poco a poco vamos ganando altura hasta llegar a la cresta del Medacorba, por la que avanzamos unos metros hasta la misma cima, a 2.915 metros, tercera montaña más alta de Andorra y punto que hace de frontera entre Andorra, Catalunya y Francia, pudiendo estar en tres países distintos a la vez.

Cima del Medacorba

Espectacular y estética cresta

Las vistas desde la cima son simplemente impresionantes, pudiendo ver desde la Pica d'Estats y sus séquito de tresmiles, hasta el Macizo de la Maladeta, con el Aneto como estandarte, e incluso la preciosa forma piramidal del Perdiguero.

Vistas hacia el Etang de Médécourbe

No podía faltar la visión de la Pica d'Estats

Roca Entravessada y Estany de Baiau

Macizo de la Maladeta con el Aneto como estandarte

Nos estamos unos minutos en la cima y emprendemos el tramo más delicado de toda la ruta, destrepar por donde hemos subido, es aquí donde hay que extremar las precauciones, ya que siempre es mucho más difícil bajar que subir.

Toca descender con mucho cuidado

Ya de nuevo en el collado, nos volvemos a poner las mochilas y empezamos el descenso hacia el Refugi de Baiau.

Hacia allí nos toca ir ahora

Ahora vamos en descenso siguiendo los hitos y las marcas del GR, primero por una pedrera, para conforme vamos perdiendo altura ir ganando protagonismo las zonas herbosas.

Por este tramo nos cuesta un poco encontrar las marcas del camino correcto

Impresionante el lugar hacia donde nos dirigimos, con Vall Ferrera a nuestra derecha

El agua aparece por todos los rincones

Tras un buen rato de descenso llegamos al Estany de Baiau, pero lo pasamos de largo ya que bajaremos a él mañana, para subir a un pequeño promontorio donde se encuentra el Refugi de Baiau o Josep Maria Montfort, situado a 2.517 metros.

Llegamos al Refugi de Baiau, con el Pic de Vallpeguera protegiéndonos

Preciosa forma piramidal de la Pica Roja

A la izquierda vemos la Agulla de Baiau

Aquí cogemos sitio, ya que aun solo somos 4 personas, nos hacemos unas infusiones y nos acercamos al Estany de Baiau, a la zona que desagua, para recargar agua para cocinar y las cantimploras, volvemos a subir y pasamos la tarde conversando con los montañeros que van llegando mientras hacemos tiempo para cenar e irnos a dormir temprano, que el día siguiente aun nos queda tute.

Ya al día siguiente nos levantamos con día frío, pero mucho menos de lo que nos imaginábamos, desayunamos, nos despedimos de los compañeros de refu y nos encaminamos hacia nuestro objetivo de hoy, la cima del Comapedrosa.

Así como ayer seguimos el GR-11.1, hoy toca seguir el GR-11, qye que en el refugio se unen las dos variantes del mismo, pasando en un primer momento por el Estany de Baiau.

Estany de Baiau

Por esa empinada pedrera nos tocará ascender

Pero antes nos toca rodear el lago

Una vez pasado el lago el sendero empieza a ganar altura entre zonas herbosas y rocas, ganando estas segundas cada vez más protagonismo hasta darnos de bruces con una pedrera que nos tocará remontar ahora.

Vamos dejando atrás el refugio

Poco a poco los hitos nos van llevando hacia la pedrera

Y por fin llegamos a la base de la misma

En la pedrera encontramos diferentes trazados, por lo que intentamos seguir siempre el que es más cómodo de transitar, ganando altura de forma muy rápida, cosa que nos hace sudar y hacernos ganar la Portella de Baiau.

La gran cantidad de hitos nos hacen despistarnos en ocasiones

Las vistas hacia atrás nos dejan sin aliento

Vamos llegando al collado

Pero antes un último vistazo al Refugi de Baiau

Desde la Portella de Baiau por fin podemos divisar la cara Oeste del Comapedrosa, por la que nos tocará subir, así como el Estany Negre, por el que pasaremos dentro de unas horas.

Por fin podemos divisar el Estany Negre

Así con la Agulla de Baiau

Y como no, nuestro objetivo, el Comapedrosa

En este punto toca abandonar el GR de nuevo, y qeu este baja directo al lago, y empezar a seguir los puntos amarillos que nos van guiando por el camino más sencillo por la pedregosa ladera del Comapedrosa.

Las piedras serán nuestras compañeras durante un buen rato

Pero este suplicio se ve recompensado con unas vistas impresionantes

Por fin, tras un buen rato de ascenso llegamos a los 2.942 metros que nos marcan el punto más alto de Andorra, la cima del Comapedrosa.

Cima del Comapedrosa

Al igual que desde el Medacorba, las vistas son impresionantes, incluso aquí encontramos una gran mesa de orientación nos ayuda a identificar las montañas que nos rodean.

Toca hacer un vistazo de 360º

Sotllo, Pica d'Estats, Punta Gabarró, Rodó de Canalbona y Montcalm

Continuamos la panorámica

No podía faltar el Macizo de la Maladenta

Y finalizamos la vuelta

Ahí abajo está nuestro coche...

Tras hacernos la foto bajo la bandera de Andorra paramos unos minutos a comer algo y disfrutar del entorno, que el lugar se lo merece.

Ahora toca empezar a recorrer la larga cresta que nos ha de llevar hasta la base del Estany Negre, tal vez el tramo más divertido de la travesía.

Dejamos atrás la cima

El camino, marcado siempre por puntos amarillos, nos va llevando por el mismo filo del cordal, o en su defecto por la vertiente Este, mucho menos escarpada, mientras nos vamos cruzando con infinidad de excursionistas y corredores que buscan, como nosotros, hollar el punto más alto de Andorra.

Toca empezar a seguir el cordal

No presenta muchas dificultades

Los pajarillos se nos acercan a ver si pillan algo

Poco a poco nos vamos alejando

La cresta cada vez se vuelve más estética

Preciosa vista del Estany Negre

Después de un buen rato de divertido descenso llegamos al Estany Negre, recuperando el sendero del GR-11, y dejándonos en el Estany de Comapedrosa, donde decidimos realizar una nueva parada para quitarnos algo de ropa y comentar el descenso realizado hasta el momento.

Estany Negre

Continuamos descendiendo entre rocas

Estany de Comapedrosa

Ahora poco a poco nos vamos adentrando en la zona del Riu de Coma, bajando primero de forma muy directa, para poco a poco ir menguando la inclinación y transitando por un terreno precioso donde el agua va formando bonitos paisajes.

Por fin empezamos a pisar algo de verdor

La bajada es continua

Y lo que nos queda aun por descender

Como ha cambiado el paisaje en pocos minutos

Espectacular zona de humedales

Hoy los pájaros se dejaban fotografiar

Pasamos de largo el desvío del cercano Refugi de Comapedrosa y empezamos de nuevo un vertiginoso descenso siguiendo el cauce del río mientras esta va formando cascadas, mientras poco a poco nos vamos alejando del mismo, ya encontrando muchos más árboles.

Van volviendo a aparecer los árboles

Descubrimos una curiosa construcción que nos podría servir de refugio

La bajada nunca se termina

Pero con rincones así, no nos importa mucho

Que gozada es caminar por estos lugares

El agua vuelve a aparecer frente a nosotros

El sendero poco a poco se va humanizando más, empezando a aparecer los primeros puentes de madera, así como zonas empedradas, señal de que nos vamos acercando a la civilización, cosa que veremos muy clara cuando nos topemos con una pista.

El camino se va humanizando

Pero estos impresionantes ejemplares hacen que se nos olvide

Se nota que la zona es más transitada, estos puentes están en perfectas condiciones

Poco a poco la inclinación del terreno se va suavizando

Esta pista nos indica que ya estamos llegando al final de la aventura

En este punto ya solo nos queda ir siguiendo la pista que nos ha de llevar de nuevo hacia el aparcamiento donde dejamos el coche el día anterior, dejar los trastos y dirigirnos de nuevo hacia Sabadell, no sin antes pararnos a comer algo, que nos quedan una horas de viaje y no es bueno ir con el estómago vacío.

Por fin llegamos a Arinsal

Toca recoger los trastos

Y despedirnos del Comapedrosa

No podía faltar una buena comilona, que nos la hemos ganado

Hacía mucho que tenía ganas de hacer esta ruta, y ha superado mis expectativas, ya que me he encontrado con un entorno mucho más salvaje y de alta montaña del que me esperaba al transitar este por un GR, tal vez por haber escogido la variante en lugar de la ruta principal.

A continuación os hago un pequeño resumen de los números de la ruta:
  • Tipo de ruta: Circular
  • Dificultad técnica: Difícil
  • Dificultad física: Media
  • Distancia: 18,26 Km
  • Punto más alto: 2.942 m
  • Punto más bajo: 1.581 m
  • Desnivel positivo: 1.910 m
  • Desnivel negativo: 1.910 m
  • Desnivel acumulado: 3.820 m
  • Cimas ascendidas: 2
  • Tiempo empleado: 1 día 3 horas 30 minutos
  • Tiempo en ruta: 10 horas 20 minutos
  • Tiempo en movimiento: 7 horas 24 minutos
  • Velocidad media: 1,75 Km/h
  • Ritmo: 34:17 min/Km

Os adjunto el track de Wikiloc de la ruta: Circular al Comapedrosa y Medacroba

Saludos!!!

3 comentarios:

  1. Hola ausente.

    Que maravilla de ruta de alta montaña tan pirineos. Las vistas, los prados, los arroyos, esas tremendas pedreras, ese lugar donde está el refugio,ese estany negro. Son tantas cosas......

    La verdad que en varios blogs este verano estoy viendo muchas entradas blogueras de Andorras y se acrecientan las ganas de patear aquello.

    Salud y comapedrosas..

    ResponderEliminar
  2. Hola David.

    Impresionantes el Comapedrosa y su entorno. Demuestran una vez más que Andorra es mucho más que tiendas y esquí. Y que acierto hacer la ascensión en circular y con pernocta en el monte y en ese Refugi de Baiau. En mi opinión, entornos como este se disfrutan más en dos jornadas que en una ascensión en el día. Te copiaré la ruta el día que me anime a subir al Comapedrosa, y ya sabes si no te importa repetir la ruta....

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, David! Preciosa etapa pirenaica, con todos lo ingredientes de una ruta de alta montaña. Buen entrenamiento para lo que te venía después en Nepal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar