lunes, 7 de septiembre de 2020

Vía Ferrata de Penyaflor


Justo en el límite oriental del Parc Natural dels Ports encontramos Penyaflor, una bonita formación caliza muy agreste en la que han equipado una interesante vía ferrata que nos ayuda a ganar si cordal.

Aprovechando que Fernando estaba por la zona de Tarragona con la familia me comentó de ir a hacer alguna vía ferrata por la zona, así que tras buscar algo que se pudiera hacer temprano y que no fuera excesivamente duro, encontramos la vía ferrata de Penyaflor.

Cresta del Penyaflor

Bien temprano quedamos en el aparcamiento que hay justo debajo de una granja y donde encontramos un cartel informativo así como un buzón para dar la voluntad a los equipadores para poder mantener en buen estado la vía y realizar futuras ampliaciones.

Dejamos los coches en el aparcamiento

Empezamos siguiendo un sendero, que en todo momento está muy bien indicado con marcas rojas, que en un primer tramo en fuerte subida nos hace ir entrando en calor de forma muy rápida.

Empezamos a seguir la senda

En la que encontramos cadenas para ayudarnos en la progresión

La zona es preciosa

Tras un rato subiendo, siempre protegidos por la sombra, ya que esta se encuentra en cara Sur, llegamos al cruce por el que volveremos, pero nosotros continuaremos recto para ir en busca del inicio de la vía.

Por la derecha volveremos

Continuamos avanzando hasta llegar a una pequeña pedrera que remontamos sin dificultad hasta dar con un sendero que va colgado de la pared en muchos tramos y que tras pocos minutos nos tiene que dejar en el primer tramo equipado.

Cruzamos esta pequeña pedrera

Vamos encontrando pasamanos en los tramos más descompuestos

Las vistas son brutales

Se trata de un corto tramo equipado con cable de vida y que nos ayuda a sortear un saliente de roca muy aéreo e interesante.

Empezamos a tener contacto con la roca

Una vez superado nos desanclamos y continuamos por el sendero hasta, ahora sí, dar con el inicio de la vía.

De nuevo avanzamos por sendero

Y por fin empezamos la ferrata

Ya anclados el primer tramo transcurre por una pared bastante vertical donde con la ayuda de grapas muy bien puestas y de la misma roca superaremos sin problemas.

El primer tramo es vertical pero sencillo

Saliendo de esta primera pared

Ahora avanzaremos por terreno plano hasta llegar a unas grapas amarillas bastante juntas para superar una pared y llegar de nuevo a una zona de descanso.

Se divisan las grapas que remontan la pared

La vistas hacia el valle impresionan

En esta zona encontramos un par de puentes de tablones muy divertidos de pasar que nos dejan en la primera dificultad del día, un corto desplome que se supera muy bien.

Esta ferrata nos invita continuamente a usar la roca

Curiosa pasarela

El desplome nos deja directos en el primero de los puentes, un tibetano de unos 18 metros y bastante destensado que le da un punto muy divertido al cruzarlo.

Saliendo del desplome

Cruzando el primer puente

Nada más cruzarlo, encontramos una roca que tenemos que superar para encontrarnos con el segundo tibetano, este de 15 metros y aun menos tensado que el anterior.

Ya metidos en faena el segundo se pasa mucho más rápido

Tras cruzar el puente sorteamos un saliente, y nos encontramos con una zona de travesía, donde encontramos grapas para los pies pero donde tendremos que buscar manos en la roca.

Ayudándome del cable de vida para hacer el cambio de mosquetones

Este tramo es muy aéreo

Esta zona nos deja en una pequeña canal que han equipado con una escalera de madera muy curiosa y divertida.

Ahora toca buscarse la vida con la roca

Pero la gran cantidad de buenos agarres hacen que sea muy sencillo

Una vez superada continuamos ascendiendo por la roca y llegamos a un rellano donde nos desanclamos.

Continuamos avanzando sin ningún hierro

Avanzamos siguiendo las marcas y en busca de nuevo de un cable donde nos anclaremos para llegar a una zona muy entretenida, una escala de acero que nos ayuda a superar un techo.

A los pies de la escala

Aquí ya en plena faena con ella

Al superarlo de nuevo nos encontramos en una travesía horizontal donde tendremos que buscar apoyos en la pared para las manos.

En mi cara se nota lo divertida que es la vía

Los hierros escasean y toca buscarse la vida con la roca

Enseguida llegamos a una pasarela que nos ofrece una sensación de vacío impresionante, pero que al estar tan bien tensada hace que superarla sea muy sencillo.

Divertidísima pasarela

No podía faltar un poco de humor

Y tras el momento payaso toca continuar con la vía

La pasarela nos deja en el tramo más complicado de la vía, una zona sin grapas donde hay que buscarse manos y colocar los pies en adherencia, y es por ese motivo, que al estar tan oxidado decido tirar del cable de vida y no arriesgarme a una caída.

Avanzando en adherencia

Merece la pena pararse a descansar y observar el entorno

Después de superar esta dificultad, ya solo nos queda continuar una sencilla travesía y llegar al muro final.

Este muro se supera sin dificultades ya que la vía nos lleva por un diedro muy entretenido donde la roca toma mucho protagonismo y donde la ferrata llega a su fin

En busca de la última pared

Y así llegamos al final de la vía

Ahora toca continuar siguiendo el cordal buscando los hitos hasta llegar a un arbol con un punto rojo que nos indica el lugar por donde descender, pero nosotros aun no bajaremos, ya que queremos ir hasta lo más alto de Penyaflor.

Ahora toca ir siguiendo una trocha en busca de la cima del Penyaflor

Para llegar vamos siguiendo una trocha con bastante piedra suelta, pero en pocos minutos llegamos hasta su punto más alto.

En muchos tramos el camino se pierde y toca trochemochear

Impresionanentes vistas haca Els Ports, con el Caro como principal atalaya

Las vistas desde aquí nos permiten ver gran parte del Parc Natural dels Ports, con el Caro como estandarte, y si el tiempo lo hubiera permitido, un cercano Mediterráneo.

En la cima del Penyaflor toca descansar y disfrutar de las vistas

Precioso entorno calizo el que encontramos en Tarragona

Lástima que la calima no nos deje ver el Mediterráneo

Tras un rato descansando nos toca desandar nuestros pasos hasta llegar de nuevo al árbol con la marca roja.

Por ahí nos toca bajar

El descenso por aquí es delicado, una zona de piedra muy suelta y resbaladiza, con un cortado a nuestra izquierda, nos lleva a una zona de cadenas por la que hemos de destrepar.

En esta zona con piedra suelta hay que ir con cuidado de no resbalar

Las cadenas nos ayudan a destrepar

Una vez abajo la cosa no mejora mucho, ya que iremos siguiendo un sendero muy vertical y perdedor por el que iremos encontrándonos varias sogas que nos ayudarán a superar pequeñas canales y salientes de roca.

Durante el descenso vamos encontrando zonas con sogas

Que nos hacen la bajada más sencilla

Una de las pequeñas canales rocosas que nos toca descender

Al rato de descender por fin llegamos al cruce que dejamos atrás un rato atrás, por lo que ya solo nos quedará desandar nuestro pasos y dar por finalizada la ruta de hoy.

Incluso en el tramo final encontramos sogas

La verdad es que la vía nos ha gustado mucho, por lo que no creemos que tardemos mucho en repetirla, pero con algún colega más y con las dos GoPros para poder hacer un vídeo de la misma bien hecho.

A continuación os hago un pequeño resumen de los números de la vía:
  • Tipo de ruta: Circular
  • Dificultad técnica: K3
  • Dificultad física: Fácil
  • Cuerda: No
  • Distancia total: 3,38 Km
  • Recorrido ferrata: 1,49 m
  • Desnivel ferrata: 240 m
  • Punto más alto: 514 m
  • Punto más bajo: 182 m
  • Desnivel positivo: 350 m
  • Desnivel negativo: 350 m
  • Desnivel acumulado: 700 m
  • Cimas ascendidas: 1
  • Tiempo empleado: 2 horas 38 minutos
  • Tiempo en movimiento: 1 hora 26 minutos

Os adjunto el track de Wikiloc de la ruta: Vía ferrata Penyaflor

Saludos!!!

6 comentarios:

  1. Hola David.

    Els Ports, es otro de los enclaves que hace tiempo me apetece visitar, tanto en plan senderista con la subida al Mont Caro, como en la modalidad de vía ferrata, y está, me parece una opción muy interesante.

    Una vía ferrata, que va de menos a más, entretenida, con pasos con su punto de dificultad, como esa travesía, y de las que me gusta a mí, poco hierro y con pasos en los que buscarse la vida en la roca.

    El track que has colocado, es el de Cala Molí. Salud y montaña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo,

      Gracias por avisar del enlace, es lo que tiene tener una plantilla para los datos, que en ocasiones se nos pasa algún detalle.

      La zona de Els Ports es preciosa, un deleite calizo mayúsculo, merece mucho la pena visitarlo.

      La ferrata me gustó mucho, lástima que tanto tiempo sin ponerme el arnés hiciera que no la disfrutara tanto como me habría gustado ya que me faltó la soltura de antaño.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  2. Hola David.

    Al igual que Eduardo, Els Ports es otra zona que me llama desde hace mucho.

    La ferrata muy chula, esas vistas con la montaña del principio detrás, y luego todo el horizonte calizo de las montañas de Tarragona son brutales.

    No sé si sabrás, pero aquí en Cuenca ya hay otra ferrata debajo del Ventano del Diablo, sobre el cañón del Júcar. Que si le sumas la de Priego, la de Fuertescusa, otra en Arcos de la Sierra, ya va haciendo que la oferta ferratera de Cuenca salga a la luz. Y me acuerdo que no hace nada de tiempo no había ni una, desaprovechando el potencial calizo para este tipo de vías.

    Salud y ferratas a mansalva!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni,

      Si puedes, acércate a Els Port en cuanto puedas, la zona es impresionante, por eso no tengo perdón de no acercarme más a menudo, teniéndolo a solo hora y media de casa...

      La vía está muy entretenida y las vistas son impresionantes, y además la bajada tiene casi más picante que la propia ferrata, ya que esos pasos con cadenas, aunque no se aprecie, eran muy verticales y delicados.

      Justo la del Ventano del Diablo la abrieron días después de haber estado allí con mis padres y Txell, sabía que la tenían que abrir, lástima que no estuviera cuando fuimos, que de bien seguro que la habría hecho... jejeje

      Con lo genial que es la caliza para plantear ferratas impresionantes, Cuenca tiene un potencial envidiable, a ver si hay suerte y se siguen abriendo nuevas vías.

      Salud y hierros por doquier!!!

      Eliminar
  3. Hola David,
    Després de setmanes de només estar amb nosaltres ja tocava que puguessis fer alguna ruta/activitat de muntanya per desconnectar.
    Sense dubte, m'ha agradat molt el camí per arribar a la ruta així com també la Via ferrata. Aquesta, és una via ferrata molt completa a on es combinen diferents trams molt diferents, que si ponts, escales, pareds etc...
    Em resulta curiós que amb el vèrtic que tu tens fessis aquesta broma. Ui si que ho hagués fet jo que hagués passat? jajaja
    Desitjo poder tornar a fer vies ferrades amb tu, doncs aquella que vaig fer amb tu em va agradar molt.
    Petons,
    Txell

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Txell,

      Més de un mes sense anar a la muntanya, que desprès del confinament sembla que siguii poc, però es moltíssim.

      La ferrata va ser molt entretinguda, i no nomès la vía, l'aproximació i la tornada van ser igual de divertides.

      Ja saps que sempre i quan estigui ancorat a algún lloc no tinc por, ho paso pitjor darrera d'una barana, així de malament em funciona el cap... jajaja

      Petons!!!

      Eliminar