lunes, 28 de septiembre de 2020

Comanegra


Haciendo frontera entre Catalunya y Francia encontramos la Serra Llarga, perteneciente a los Pirineos, donde encontramos el Comanegra, última elevación por encima de los 1.500 metros de los mismos en dirección Este.

Hacía mucho tiempo que tenía pendiente esta ruta, tal vez tres años, así en un ataque de locura repentino y aprovechando mis últimos días de vacaciones me fui en dirección Beget el día anterior con el coche de mi padre, ya que no me daba tiempo de poner la tienda en el mío y en el suyo, tirando los asientos abajo me cabía de sobra un colchón inflable.

Antes de nada, toca preparar la "habitación" para dormir

Ya en Beget me acerqué al pueblo a dar una vuelta y hacer tiempo mientras buscaba un lugar donde poder cenar.

Iglesia de Sant Cristòfil

En la plaza de la iglesia se ve mucho movimiento

Merece la pena perderse un rato por estas callejuelas

El pueblo lo tienen muy bien cuidado

Bien temprano, ya al día siguiente, de nuevo me dirigí al pueblo para ir en busca del sendero GR-83, el Camino del Norte o del Canigó, que nos llevará hacia el Coll de Malrem.

Dejamos Sant Cristòfol atrás

Y vamos en busca del sendero

El camino empieza ya muy vertical siguiendo un sendero que encontramos empedrado en muchos tramos y que, mientras avanza bajo encinas y alcornoques, nos va mostrando Beget cada vez más abajo entre los claros que se abren entre los árboles.

Siempre es una delicia transitar por senderos tan húmedos

Este entorno nos hace olvidar que ha refrescado bastante

Enseguida dejamos Beget abajo

Justo cuando la inclinación del sendero mengua, el bosque se nos empieza a abrir y nos permite recuperarnos un poco del esfuerzo realizado y llegar casi sin darnos cuenta hasta la Collada del Roure, donde un gran roble nos marca el cruce con una pista.

Parece que el bosque empieza a abrirse

El sendero está muy bien indicado, ya sea con marcas del GR

Como con amarillas

Vamos llegando a la Collada del Roure

En este punto decido parar a desayunar, y es buscando un sitio donde sentarme que me doy cuenta de un peirón que había pasado sin darme cuenta, este dedicado a Sant Antoni de Can Franca.

Las vistas desde el collado son impresionantes

En este bonito rincón decidí parar a desayunar

Después de recuperar fuerzas cruzo la pista y me encamino por un carril muy cómodo de transitar y de un desnivel muy suave, permitiéndome volver a coger el ritmo, todo ello mientras voy realizando paradas para fotografiar las bonitas flores que lo flanquean.

Ahora toca buscar el camino que se intuye ahí arriba

Que resulta ser esta cómoda pista

En los márgenes vamos encontrando bonitas flores

Uno no puede parar de hacer fotos

Encontramos algún diente de león

Como este otro, donde una de las flores ya está lista para empezar a volar

Al rato llegamos al Cingle Blanc, muy reconocible ya que se trata de una gran roca blanca que se nos muestra a la izquierda y que nos indicará que debemos abandonar el carril para seguir ahora un sendero que sale a nuestra derecha, siempre bien indicado por las marcas del GR.

Estas vistas las disfrutaremos gran parte de la ruta

Enta roca nos indica que hemos de abandonar la pista

Para seguir por ese sendero que nos recibe con las marcas del GR

Este sendero transita entre jóvenes hayas en un entorno muy húmedo mientras, siempre de forma muy suave, nos va llevando en ascenso hacia el Coll de Malrem, haciendo este frontera con Francia.

Empiezan a aparecer las primeras hayas

Coll de Malrem

También con unas bonitas vistas

Aquí abandonaremos ya el GR para ir siguiendo la valla de ganado en dirección Este, ahora de nuevo ganando altura de forma mucho más directa.

Ahora toca seguir, siempre que podamos, el vallado

Enseguida cogemos el cordal de la Serra Llarga de Monars y nos metemos bajo un bosque mientras intentamos seguir una trocha poco definida, fruto del hecho que por aquí no pasa mucha gente.

Aquí el sendero esta un poco más "asalvajado"

Ahora vamos ganando altura poco a poco, realizando pequeños sube-bajas entre zonas altas arboladas y pequeños collados abiertos, pasando de un lado al otro de la frontera según cambiamos de vertiente.

Pero enseguida se torna más amable y bonito

Al fruto de las hayas ya le falta poco

Continuamos siguiendo el cordal mientras vamos cambiando de vertiente

Al rato llegamos a la primera cima del día, Els Foquets, y desde aquí, enseguida llegamos a la siguiente, el Cim de Bordellat.

De vez en cuando toca pararse y disfrutar

Al fondo ya podemos divisar el Comanegra

Desde la cima de Els Forquets hay muy buenas vistas

En ocasiones toca caminar por la misma "arista" del cordal

Desde el Cim Bordellat el bosque no nos deja ver nada

Tras estas dos cimas consecutivas empezamos un descenso bastante cómodo donde empezamos a ver los primeros helechos del día y que nos ha de dejar en la Collada Fonda, la parte más alta del bonito Plà de la Primavera.

Los helechos se convertirán en protagonistas dentro de unas horas

Collada Fonda

Vistas hacia el Pirineo francés

Justo ahora nos tocará de nuevo empezar a subir, siempre intentando seguir un sendero muy poco definido que nos irá llevando por un impresionante hayedo, con algunos ejemplares majestuosos.

Ahora iremos encontrando preciosas hayas como esta

El Comanegra cada vez está más cerca

Siempre hay que irse tomando descansos y disfrutar del entorno

En cierto punto perderemos el camino, justo en una zona herbosa, y no será hasta un rato que nos daremos cuenta de ello tras observar que estamos dejando el cordal muy arriba, por lo que al final nos tocará realizar una subida a lo bruto por la ladera en un punto en el que se hace factible hacerlo y así recuperar el sendero, ya casi a la altura de la cima.

Ya arriba observamos que tenemos justo delante el vértice geodésico del Comanegra, última elevación por encima de los 1.500 metros de los Pirineos en dirección al Mediterráneo.

Cima del Comanegra

En un día claro desde aquí podrías llegar a divisar el Mediterráneo

Hoy por desgracia la calima veraniega tan típica no nos permite poder disfrutar de las vistas, por lo que tras estar un rato descansando del esfuerzo toca volver a ponerse en marcha.

Durante el descenso avanzamos por un hayedo espectacular, donde en cierto punto encontramos varios ejemplares impresionantes juntos, un lugar donde merece la pena detenerse unos minutos y disfrutar.

En un rato nos tocará caminar por ahí abajo

Me encanta caminar por estos hayedos

Al poco rato el bosque se abre y empezamos a caminar por una bonita zona  donde alternamos prados con vegetación más arbustiva y donde no podemos evitar pararnos a realizar fotos de las preciosas plantas que vamos encontrando.

En la vertiente francesa hayas

En la catalana prados

Ahora el terreno nos da una tregua

Momento perfecto para que la protagonista sea la flora

En estas latitudes aun les falta un poco a las moras

Esta curiosa mariposa tenía ganas de posar, y se me puso delante justo mientras fotografiaba las moras

Continuamos el descenso poco a poco hasta llegar al Plà de la Serra, desde donde ya podemos divisar la última de las cimas del día, el Puig de les Bruixes.

Plà de la Serra

Ahora enseguida volveremos a internarnos bajo un hayedo pero será por poco tiempo, ya que este nos deja en el Portell de Donantic, un bonito paso rocoso que nos lleva de la vertiente Norte a la Sur.

El sol ya empieza a calentar, y estas sombras son de agradecer

Vistas hacia el Comanegra

Desde el Portell de Donantic

Avanzamos ahora por la vertiente Sur por un sendero que poco a poco se va acercando más al cordal, todo al mismo tiempo que este se va estrechando hasta tener escasamente un par de metros de ancho justo antes de la cima.

Ahora parece que la zona boscosa ha desaparecido

Continuamos con los pequeños detalles

Poco a poco el cordal se va estrechando

Hasta llegar al punto más estrecho y aéreo de la ruta

Tras unas cuantas horas de camino llegamos a la cima del Puig de les Bruixes, última elevación de la Serra Llarga de Monras que hemos recorrido en su totalidad, por lo que ahora toca descansar y disfrutar de las vistas.

Puig de les Bruixes

Espectaculares vistas, con el Comanegra y parte del camino recorrido

De nuevo en marcha primero toca descender por un vertical camino que no deja de nuevo en una zona herbosa y donde poco más adelante tendremos que buscar un camino muy poco definido a nuestra izquierda para ir en busca del camino de vuelta.

Ahora toca bajar por este vertical sendero

A la derecha se intuye el camino por el que debemos bajar

En este tramo del "camino" no realicé casi ninguna foto, y lo digo entre comillas ya que este iba apareciendo y desapareciendo entre helechos y hierba alta y nos tocó poner todos los sentidos buscando trazas, hitos y alguna que otra marca amarilla, llegando a perderlo en más de una ocasión, y si no fiera porqué había una fuente, la Font del Puig de les Bruixes, que pude ver desde lo alto, me habría costado mucho más encontrar el camino correcto.

Aquí poco más que una foto del Comanegra pude hacer

Font del Puig de les Bruixes

Por suerte desde la fuente el sendero se vuelve mucho más fácil de seguir, aunque en muchas ocasiones los encontramos completamente tapado por los helechos, menos mal que enseguida nos metemos bajo bosque y este aparece más definido, hasta que nos deja en una pista, justo en el Collet de l'Orri.

Entre los helecho va un "sendero"

Menos mal que bajo el bosque el sendero ya aparece

Collet de l'Orri

Todo y que avanzar por pista siempre es muy monótono, en esta ocasión lo agradecimos, ya que poder caminar tranquilamente después de más de una hora buscándonos la vida siempre es un alivio.

El Puig de les Bruixes ya lo hemos dejado muy atrás

Por esta pista caminaremos durante un buen rato

Al poco rato llegamos a Les Basses de Monars, lugar clásico desde donde se suele iniciar el ascenso al Comanegra y el Puig de les Bruixes, por lo que es normal encontrar coches que han subido por la pista hasta aquí.

Basses de Monars

Ahora continuamos siguiendo la pista en descenso hasta que llegamos a un desvío a la izquierda marcado con pintura amarilla por el que giraremos.

Continuamos por pista

Hasta que esta estaca nos indica que hemos de girar a la izquierda

Aquí, aprovechando la sombra empezamos a buscar un lugar donde poder sentarnos a comer, justo antes del Coll del Boix, que ya hace muchas horas que caminamos y el hambre empieza a apretar.

En este bonito rincón decidimos parar a comer

De nuevo en marcha enseguida vuelven a aparecer las encinas, y será la tónica durante un buen rato mientras seguimos este precioso sendero bien fácil de seguir siempre flanqueado por las marcas amarillas y por antiguos muros de piedra en muchos de sus tramos.

Ahora nos tocará ir descendiendo entre encinas

Donde aparecen antiguos muros

Tras mucho rato descendiendo protegidos del sol por el bosque llegamos hasta el Collet del Sunyer, donde enlazaremos con una pista que nos llevará en busca de nuevo de Beget.

Collet del Sunyer, con vistas al Comanegra

Ya solo nos queda seguir esta pista

Que nos va llevando inexorablemente hacia Beget

Ya cerca de Beget abandonaremos la pista por un camino que nos dejará a los pocos metros en Beget y que nos llevará a callejear un poco por este precioso pueblo mientras nos acercamos al restaurante donde cenamos para tomarnos una bien fresca y merecida cerveza y así dar por finalizada esta impresionante ruta.

Me encantan las callejuelas de este pueblo

Más arriba había una zona para bañarse, de haberlo sabido...

La verdad es que la ruta ha sido más dura de lo que me imaginaba, sobre todo por la parte final con el sendero desaparecido, pero el precioso entorno por el que transcurre, así como el precioso  pueblo de Beget, hacen que sea un rincón al que no descarto volver en un futuro.

A continuación os hago un pequeño resumen de los números de la ruta:

  • Tipo de ruta: Circular
  • Dificultad técnica: Media
  • Dificultad física: Media
  • Distancia: 23,31 Km
  • Punto más alto: 1.557 m
  • Punto más bajo: 530 m
  • Desnivel positivo: 1.420 m
  • Desnivel negativo: 1.420 m
  • Desnivel acumulado: 2.840 m
  • Cimas ascendidas: 4
  • Tiempo empleado: 7 horas 19 minutos
  • Tiempo en movimiento: 6 horas 24 minutos
  • Velocidad media: 3,15 Km/h
  • Ritmo: 19:02 min/Km

Os adjunto el track de Wikiloc de la ruta: Beget - Comanegra - Puig de les Bruixes

Saludos!!!

2 comentarios:

  1. Hola David.

    Buen tute de ruta, aunque con esos paisajes seguro que discurre bien. Que maravilla la herbosidad prepirenaica, con esa mezcla de hayedo, roble y helecho.

    Me encantan las fotos macros a flores e insectos, pero lo que me hace mucha gracia son tus inventos para dormir allí in situ acoplando colchones donde sea, jajaja.

    Salud, camas y coches!!

    ResponderEliminar
  2. Hola David.

    El Comanegra, es una de esas pequeñas montañas en elevación, pero que requieren casi el mismo desnivel para llegar a su cumbre. Está zona limítrofe con la frontera francesa, ofrece dos caras bien distintas, que se complementan a la perfección y ofrecen por una parte unas magníficas vistas y por otra, unos bellos bosques.

    Además al ser una circular tan larga, permite ver desde diferentes perspectivas la cima del Comanegra, desde el Collet del Sunyer, parece un trampolín. La población de Beget, también me ha gustado mucho, me encantan estos pueblos con encanto, con sus casas de piedra, que mantienen la arquitectura de la zona, a tener en cuenta como campamento base.

    Un saludo

    ResponderEliminar